Basural a cielo abierto: el daño ambiental y la responsabilidad del Municipio

Imagen del articulo

Por Gastón Vidal Quera(*)

EL DAÑO AMBIENTAL, SU RECOMPOSICIÓN Y LA RESPONSABILIDAD DEL MUNICIPIO POR UTILIZAR TERRENOS PRIVADOS COMO BASURALES A CIELO ABIERTO

 

I - Introducción

La justicia de la Provincia de Buenos Aires dictó un importante pronunciamiento en el tema del daño ambiental, ecológico y la responsabilidad del Municipio en la materia al utilizar terrenos privados como basureros a cielo abierto, cuando debían tener otro destino.

Es un fallo que analiza varios puntos en esas materias dentro de los cuales también cabe analizar el tipo de medida iniciada y los daños cuantificados. Por la utilidad práctica del mismo se analizará tanto el fallo de Primera Instancia como el de la Cámara.

Se inició una demanda de reivindicación con más daños y perjuicios, con más el 20% del valor total del inmueble en concepto de desvalorización, intereses y costas, solicitando que se condene a efectuar las tareas pertinentes para lograr la recomposición del daño natural, biológico y ecológico ocasionado, contra la Municipalidad de Suipacha, que tuvo lugar en un inmueble ubicado dentro del ejido municipal.

Se relata que el Municipio aproximadamente en el año 1997 realizó una importante excavación y extracción de tierra en los terrenos comenzando a depositar gran cantidad de basura en el interior de los predios, afectando los mismos como basural para los residuos urbanos de toda la población. El Municipio entendió que los terrenos se hallaban abandonados, por lo que los había destinado para basurero a cielo abierto, aprovechando su inmediatez al centro de la ciudad. Indica en la demanda que le iban a adquirir los inmuebles, pero que esos compromisos jamás se llevaron a cabo en la práctica. Se realizaron constataciones notariales en el transcurso de los años 2010 y 2011 que acreditarían lo expuesto, como asimismo de la autorización que el Municipio habría otorgado a empresas privadas para arrojar los residuos producto de su actividad industrial.

El Municipio contesta la demanda y niega el reclamo. Dice que tomó conocimiento de los propietarios de los terrenos realmente con la demanda, pese a que en el catastro municipal y en los registros fiscales figura a nombre del anterior propietario. Aclaró que la autorización para arrojar residuos industriales a empresas privadas se refiere al terreno lindero, no afectando a los que resultan ser objeto de la demanda. Desde el año 2007 (en que se formalizó la escrituración a favor del actor) hasta diciembre de 2013 no existió ningún reclamo al Municipio por la utilización de los terrenos. Sostiene que los terrenos nunca fueron considerados basurales, atento que el Municipio tiene su centro de disposición final de residuos domiciliarios en unos terrenos contiguos a estos. En su demanda, la Municipalidad entiende la titularidad del actor y la necesidad de restituir los terrenos, para lo cual solicita se le acuerde un plazo que permita concluir el trabajo de rellenado que se viene realizando. Pide que se rechace la demanda, y que luego de las pericias a realizarse se fije un término para la finalización de la obra y entrega a sus dueños.

II - La sentencia de Primera Instancia: procedencia del reclamo y responsabilidad
del Municipio

  1. La acción de reivindicación
  2. Los daños reclamados
  3. Recomposición del suelo y medio ambiente

III - La sentencia de Cámara

IV - Cierre y comentarios finales

 

Este contenido, que forma parte de la Publicación Temas de Derecho Administrativo, es exclusivo para suscriptores de Erreius.

Podés ingresar al artículo completo haciendo clic acá.

Si aún no sos suscriptor, accedé ahora mismo a todas las prestaciones y servicios haciendo clic acá.

Suscripción Administrativo

 

(1) Abogado (UBA). Especialista en Derecho Tributario (UBA). Docente (UBA, Universidad de Palermo y UCA)