Habeas data colectivo: Rechazan cautelar contra el INDEC para que se abstenga de registrar el DNI en el censo

Imagen del articulo

El Juzgado Contencioso Administrativo Federal N° 12 rechazó el pedido de dictado de una medida cautelar solicitado por la Fundación Vía Libre (FVL) y el Observatorio de Derecho Informático Argentino (ODIA), para que se suspenda el Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas, o bien, que se ordene que se realice sin la solicitud ni el registro del DNI, tanto en la modalidad digital como en la presencial.

En el caso Busaniche, María Beatriz y otros c/ Instituto Nacional de Estadìsticas y Censos (INDEC) s/habeas data”, los actores refieren que, de acuerdo a las disposiciones contenidas en la ley 17.622 -que creó el INDEC-, su decreto reglamentario nro. 3110/70 y el dcto. 726/2020, se fijó la fecha de realización del Censo a efectuarse en dos etapas; la primera de manera digital, a partir del 16 de marzo y hasta el 18 de mayo de 2022, para la cual habilitará un programa informático denominado E-CENSO que permite completar las preguntas y, al finalizar, brinda un código que deberá ser entregado al censista, en la segunda etapa, el día del recorrido presencial.

 

¿Por qué pidieron eliminar el pedido del DNI?

Los actores sostuvieron que la inclusión del DNI en la ficha censal fue efectuada en franca contradicción con las disposiciones legales y genera graves afectaciones de los derechos a la intimidad, privacidad y autodeterminación en materia de datos personales, consagrados en los arts. 17, 18, 19, 43 y 75, inc. 22 de la Constitución Nacional y en la ley 25.326; al solicitarse datos referidos a la identidad étnica o racial, a la salud y a la vida sexual, todos ellos catalogados como datos sensibles por el art. 2º de la ley de protección de datos personales.

Además, agregaron la falta de consentimiento por los ciudadanos para ello y la vulneración del principio de anonimidad preponderante en materia censal, en tanto permite individualizar a los censados.

Invocaron la creación de un riesgo desproporcionado a las finalidades estadísticas dado por la utilización del D.N.I. para la generación de una base de datos personales, y para acceder a otros registros de la Administración Pública Nacional.

Denunciaron además el riesgo derivado de seguridad informática por el hecho que la empresa adjudicataria contará con todas las cédulas censales en formato físico, con los números de D.N.I. de las personas junto a sus datos sensibles y posteriormente, con toda la información digitalizada.

Por último, expresaron que una vez que la información se encuentre en la base de datos del INDEC, es susceptible de sufrir cualquier tipo de ataque informático, riesgo que es de carácter constante y perdura en el tiempo mientras se mantenga la base de datos.

La respuesta del INDEC

Para el INDEC había ausencia de caso, dado que en el cuestionario censal definitivo no se encontraba incorporada pregunta alguna relativa al D.N.I. y que el acceso a la modalidad digital a través de la aplicación e-CENSO, es optativa y voluntaria, subrayando que no es obligatoria.

Explicó que en la versión digital (e-CENSO), el D.N.I. sólo será para poder acceder al sistema y validar el ingreso a dicho espacio, a efectos de posibilitar que quien responda voluntariamente las preguntas del formulario por esa vía, se encuentre habilitado a brindar la información estadística a relevarse.

Y destacó que, una vez ingresado el DNI, el número es descartado completamente, sin ser guardado o almacenado en ninguna base de datos.

 

Rechazo de la cautelar

La jueza Macarena Marra Giménez había admitido tramitar la causa de habeas data colectivo presentado por las organizaciones actoras por entender que se trata de una acción colectiva que contaba con los requisitos formales para ello, y que existía una causa fáctica común por lo que ordenó la comunicación al Registro Público de Procesos Colectivos.

Luego, al tratar el planteo cautelar de suspensión del Censo, o el registro del DNI, la jueza consideró que no estaba acreditada la arbitrariedad ni la ilegalidad achacadas al INDEC en el diseño de la operativa censal en su modalidad presencial y digital, ni se vulneran derechos personalísimos, por lo que concluye que la medida pretendida no resulta admisible.

La magistrada señaló que en el cuestionario censal definitivo no se encuentra incorporada pregunta alguna relativa al DNI de la persona declarante, dato que solo es requerido como metodología de validación informática para acceder al formulario digital y que una vez ingresado, ese dato será descartado.

De esta manera, no se ha acreditado la verosimilitud del derecho, ya que no se apreció que pudiera verse vulnerado los derechos a la intimidad, privacidad y autordeterminación en materia de datos personales.

Además, señaló que no se verificaba la existencia de un perjuicio irreparable que torne ilusoria la futura sentencia, por lo que tampoco se acreditó el peligro en la demora.

Así, rechazó el pedido para dictar una medida cautelar.

 

¡Suscribite a nuestro canal de YouTube!

Fuente: Erreius