No incluyen el SAC sobre preaviso en la indemnización por “no tratarse de una retribución remunerativa”

Imagen del articulo

La sala segunda de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Mendoza emitió un fallo en el que consideró que, en el cálculo de una indemnización por despido, no corresponde calcular el SAC sobre el rubro preaviso, por “no tratarse de una retribución de carácter remunerativo sino indemnizatoria”.

En el caso “Gaia Hermanos S.A. en J: 150570 ‘Astorga Roxana Nerina c/ Tía Maruca Argentina S.A. y otros s/ despido’ s/ recurso extraordinario provincial”, los jueces Mario Adaro, José Valerio y Omar Palermo revocaron parcialmente una sentencia porque, desde su punto de vista, la indemnización sustitutiva del preaviso no es una retribución de carácter remunerativo, sino compensatoria de una obligación de hacer, esto es, de permitir al trabajador que con una jornada reducida de trabajo pueda salir a encontrar otro con el cual reemplazar la relación laboral.

Según los datos probados en la causa, la empleada mantuvo un vínculo de contrato de trabajo subordinado con Gaia Hnos. regido por los artículos 21 y concordantes de la Ley de Contrato de Trabajo (LCT) y el convenio de empleados de comercio 130/75, como vendedora B, a media jornada, desde el 12 de abril de 2012 hasta el 30 de abril de 2013.

En las instancias inferiores, la resolución de Cámara había hecho lugar parcialmente a la demanda interpuesta por la trabajadora contra Gaia Hnos. SA y Tía Maruca Argentina SA, por lo que condenó a ambas empresas a abonarle a aquella los distintos rubros establecidos en la pericia contable.

En concreto, la demanda prosperó por los rubros indemnización por despido, preaviso, sueldo anual complementario sobre preaviso e indemnización del artículo 80 de la LCT, por errónea confección del certificado de trabajo.

Para esos tribunales correspondía la extensión de responsabilidad a Tía Maruca Argentina SA, en la medida en que la empresa principal posicionaba sus productos, por lo que la actividad resultó complementaria y necesaria a tal fin.

Gaia Hermanos SA interpuso un recurso extraordinario provincial, ya que, desde su punto de vista, era errónea la interpretación de los artículos 121, 122, 12, 232 y 245 de la LCT.

Además, consideró equivocado el monto informado por el perito contador como mejor remuneración mensual normal y habitual, el cual contenía no solo el segundo medio aguinaldo del año 2013, sino también rubros no remunerativos.

Desde su punto de vista, con ese monto, se violaba el Plenario “Tulosai” de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, según el cual “no corresponde incluir en la base salarial prevista en el primer párrafo del artículo 245 de la LCT, la parte proporcional del sueldo anual complementario”.

Y además consideró que la sentencia era arbitraria, por haber calculado el sueldo anual complementario sobre el rubro “preaviso”.

Para los magistrados, el recurso intentado debía prosperar. Explicaron que, en su primer agravio, la empresa denunció el error en que habría incurrido el tribunal de primera instancia, al incluir en la determinación de la mejor remuneración normal mensual y habitual el sueldo anual complementario, en contravención al mencionado plenario.

Para excluir el sueldo anual complementario sobre el rubro “preaviso”, los magistrados explicaron que “la indemnización sustitutiva del preaviso no es una retribución de carácter remunerativo, sino precisamente indemnizatoria, compensatoria de una obligación de hacer, esto es, de permitir al trabajador que con una jornada reducida de trabajo, pueda salir a encontrar otro con el cual reemplazar la relación laboral”.

“En tal sentido, no debe devengar la parte proporcional del sueldo anual complementario, por no revestir precisamente de estas características”, enfatizaron. De esa forma, ordenaron realizar un nuevo cálculo indemnizatorio.

En el artículo “La remuneración. Concepto, alcances, naturaleza jurídica y diferenciación con otras prestaciones”, el especialista Julián De Diego indicó que “la naturaleza de las prestaciones económicas que se generan a partir del contrato de trabajo determina sus efectos laborales, previsionales y fiscales, y por ende, es el punto de partida para la determinación de la base en el cálculo del ingreso del trabajador en términos del valor bruto computable y de sus consecuencias dentro de las prestaciones derivadas de la relación de trabajo, como son el aguinaldo, las licencias pagas como las vacaciones, la base para el cálculo de horas extras y de adicionales convencionales, el preaviso y hasta la indemnización por antigüedad o por despido inmotivado”.

Si la prestación es de naturaleza remunerativa, entonces es base de cálculo de todas las demás prestaciones de la legislación laboral que toman como valor computable los propios de dicha naturaleza, como son las licencias con goce de salarios -como las vacaciones o licencias por enfermedades y accidentes inculpables-, el aguinaldo o sueldo anual complementario (SAC), o para el preaviso o el cómputo de la matriz de la indemnización por despido.

Accedé al fallo aquí

Fuente Erreius