Mediación previa y reconvención: un análisis que conjuga ambos institutos

Imagen del articulo

Por Marcos F. Bongiovanni(*)

RECONVENCIÓN Y MEDIACIÓN PREJUDICIAL OBLIGATORIA. ANÁLISIS DE LA NORMATIVA SANTAFESINA (LEY 13151) Y SU PAR NACIONAL (LEY 26589)

 

A menudo encontramos en la jurisprudencia de nuestros tribunales providencias que desestiman la introducción en el proceso de la reconvención intentada, en razón de que la habilitación de la vía judicial queda expedita para la contrademanda solo cuando la pretensión ha sido expresada en oportunidad de la etapa de mediación prejudicial. En atención a ello realizaremos un análisis de la conjugación de ambos institutos -mediación previa y reconvención- en el marco de la ley de mediación prejudicial obligatoria de la Provincia de Santa Fe 13151 -y referencias a su par nacional, la ley 26589- con mención de antecedentes doctrinarios y jurisprudenciales locales y nacionales.

Suele suceder que en un procedimiento de mediación prejudicial el requerido colige que la pretensión del requirente le dará -de llegar el caso a sede judicial- razones para reconvenir. Siendo la reconvención una contrademanda con base en una nueva pretensión, deberá el reconviniente transitar la etapa de mediación previa obligatoria para tener habilitada la vía en sede judicial ante una eventual demanda del requirente, luego devenido en actor (salvo -claro está- que la pretensión por la que pretendiera reconvenir se encuadrase dentro de las controversias excluidas del procedimiento de mediación).

Así las cosas, el futuro reconviniente cuenta con dos opciones para cumplir con la instancia de mediación: la primera es expresar su intención de reconvenir en el procedimiento de mediación en el que actúa como requerido (en los términos del art. 22 in fine, D. 1747/2011 -Sta. Fe-; y el último párrafo del art. 27, L.26589). Asimismo, siendo la reconvención una contrademanda esta contiene, como tal, una pretensión y -naturalmente- la misma puede ser canalizada dentro del sistema de mediación prejudicial de modo autónomo, actuando el interesado como requirente en una mediación distinta, que le permita -de no arribarse a un acuerdo- demandar judicialmente; esta es la segunda opción de la que dispone el futuro reconviniente.

De igual modo, el acta en la que conste que el requerido ha manifestado su intención de reconvenir indicando su pretensión, lo habilitará no solo a plantear una eventual reconvención si fuera demandado por el requirente, sino también a iniciar él mismo una demanda autónoma persiguiendo su pretensión, sin esperar a ser demandado. Es decir, que un actor puede demandar en sede judicial acreditando haber cumplido con la instancia de mediación prejudicial obligatoria con base en un acta correspondiente a un procedimiento en el que participó como requerido.

En referencia a la materia en análisis la jurisprudencia no ha sido pacífica. En los primeros tiempos de vigencia de la ley nacional de mediación y conciliación los tribunales entendían que la pretensión contenida en la reconvención era parte del conflicto ya abordado en la instancia de mediación, por lo que -tomando un criterio finalista- habilitaban la vía judicial para reconvenir aun cuando no se hubiese manifestado tal intención en la etapa de mediación: “Parece claro que si finalizó la mediación queda expeditala instancia jurisdiccional, y no es posible retrotraer el procesoa un estadio anterior en desmedro de su celeridad y en violación al principio de preclusión. De ahí que frente al planteo deuna reconvención -la cual debe necesariamente derivar de lamisma relación jurídica invocada en la demanda- no se requerirá una nueva mediación, pues cabe entender que el conflictoya fue sometido a ella sin resultados positivos” (“Campbell, Andrea P. c/ Utilísima Satelital U.T.E.s/ sumario” - CNCiv. - Sala D - 6/7/1999).

Este criterio ha ido mutando y en la actualidad se acepta que si un demandado no acredita en el proceso judicial incoado en su contra haber cumplido en la instancia prejudicial con los requisitos que lo habiliten a reconvenir, deberá iniciar un nuevo trámite de mediación.

Este contenido, que forma parte de la Publicación Temas de Derecho Procesal, es exclusivo para suscriptores de Erreius.
Podés ingresar al artículo completo haciendo clic acá.

Si aún no sos suscriptor, accedé ahora mismo a todas las prestaciones y servicios haciendo clic acá.

(*) Abogado. Mediador. Co-director de la Comisión de Seguimiento Profesional del Colegio de Procuradores de Rosario

Fuente: Erreius