El agravante de odio de género en el delito de homicidio

Imagen del articulo

Por AGUSTINA LÓPEZ (*)

EL AGRAVANTE DE ODIO DE GÉNERO EN EL DELITO DE HOMICIDIO

I - INTRODUCCIÓN

El objeto del presente trabajo es efectuar una crítica razonada a ciertos aspectos del concepto construido por el autor José Milton Peralta de homicidios por odio como delitos de sometimiento, en el texto que lleva dicho nombre, particularmente en lo que respecta a su aplicación en casos de violencia de género, a propósito de la reciente incorporación al Código Penal de la Nación de la ley 26791 que estipula, entre otras cosas, agravantes al delito de homicidio por motivo de odio de género.

La circunstancia que motivó la elección de dicho ensayo para la confección de este estudio fue la conocida sentencia “A., L. A.”, dictada por el Tribunal Oral en lo Criminal N° 15 de la Capital Federal en fecha 21/11/2016, oportunidad en la que la magistrada, doctora Patricia M. Llerena, al momento de confeccionar su voto, trajera a consideración la definición de homicidio por odio como delito de sometimiento propiciada por Peralta en el texto referido, concluyendo que, cotejando los hechos objeto del contradictorio y las pruebas allí producidas con aquella definición, los mismos no se subsumían en dicha noción, como para tener por legalmente acreditado el agravante previsto en el inciso 4) del artículo 80 del Código Penal de la Nación.

En razón de ello, la elaboración de la crítica al texto mencionado se realizará a partir de lo resuelto en dicha condena, utilizando el fallo como plataforma fáctica, a efectos de que la crítica que se propone no quede meramente en un plano deontológico y pueda verse manifestada en un caso particular, lo cual resulta de suma importancia en el proceso de interpretación e incorporación al derecho positivo de las cuestiones vinculadas a la violencia de género, cuya tarea compromete no solo buscar una solución a una situación particular, sino modificar el contexto que la genera.

II - ALGUNAS ACLARACIONES PREVIAS

Sentado todo lo anterior, vale precisar que en el presente trabajo se podrán identificar dos argumentaciones, una de ellas de carácter más filosófico o sociológico, desde la perspectiva del propio concepto de género, y como consecuencia de aquella reflexión se derivará necesariamente otra desde una óptica vinculada mayormente a la dogmática penal, en lo atinente a brindar un contenido al agravante bajo examen que sea compatible con un derecho penal liberal de acto, al objetivar y normativizar en la medida de lo posible las motivaciones del autor misógino.

En este sentido, ciertamente los denominados hate crimes han sido definidos por la doctrina como aquellos perpetrados contra una determinada víctima porque es percibida como parte de un grupo determinado, siendo que la discusión respecto de dicha noción se da en torno a si ello implica estar a la sola pertenencia de la víctima a aquel o bien a la motivación del autor, cuestión que no pasa por alto Peralta en su texto que, y de algún modo, es justamente el conflicto que enmarca los bordes del presente estudio.

Este contenido, que forma parte de la Publicación Temas de Derecho Penal y Procesal Penal, es exclusivo para suscriptores de Erreius.

Podés ingresar al artículo completo haciendo clic acá.


Si aún no sos suscriptor, accedé ahora mismo a todas las prestaciones y servicios haciendo clic acá.

 

(1) Abogada (UBA). Magister en Derecho Penal por la Universidad de Barcelona y la Universidad Pompeu Fabra. Carrera de Especialista en Derecho Penal en la Universidad Torcuato Di Tella. Docente universitaria (Facultad de Derecho - UBA). Prosecretaria administrativa en la Secretaría de Seguimiento de la Implementación de Política Criminal de la Fiscalía General del MPF de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

Fuente: Erreius