Mendoza: confirman el traslado de cuatro elefantes del Ecoparque provincial a un Santuario de Brasil

Imagen del articulo

La Justicia Federal resolvió no hacer lugar a un recurso de apelación interpuesto por la fundación Tekove Mymba que buscaba evitar que cuatro elefantes fueran trasladados del Ecoparque de Mendoza a un santuario de Brasil.

En el caso, “Fundación   Tekove   Mymbra   s/   habeas corpus”, el Presidente de  la fundación “Tekove Mymba” interpuso una acción de hábeas corpus, en favor de 4 elefantes que habitan el Ecoparque de la Provincia de Mendoza, a fines de evitar que sean trasladados al Santuario Natural de Elefantes en Brasil y, adicionalmente, requirió el alojamiento de los cuatro elefantes en la provincia de Entre Ríos.

En primera instancia, el titular del Juzgado Federal Nro. 1 de Mendoza –Sec. Penal ”A”, resolvió no hacer lugar a la acción de habeas corpus impetrada, entendiendo  que no   se  configuraban los presupuestos de procedencia precisados para la acción de hábeas corpus en el artículo 3º de la ley 23.098.

Así, argumentó que “…Las consideraciones efectuadas permiten afirmar, sin hesitación alguna, que la finalidad perseguida por el abogado Paccot por medio de esta vía procesal, no es otra que la revisión de una decisión administrativa dispuesta por el órgano nacional pertinente, lo que no se condice con el remedio procesal articulado”.

Por tal motivo, encontrándose disconforme con dicha Resolución 273/21 deberá seguir el procedimiento procesal correspondiente, no siendo la acción de hábeas corpus la adecuada para tal finalidad” agregó.

Tal decisión fue apelada por el accionante.

La Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza – Sala B, confirmó la resolución del juez federal de primera instancia que rechazó el hábeas corpus y, consecuentemente, resolvió no hacer lugar al recurso de apelación interpuesto por la fundación.

Inicialmente, los jueces de la Sala B recordaron que “el hábeas corpus correctivo es una vía adecuada para revisar el acto u omisión de una autoridad pública cuando se demuestre: a) la agravación ilegítima de la forma y condiciones en que se cumple la privación de la libertad (art. 3, inc. 2, de la ley 23.098), que implica, como el sustantivo lo indica la existencia de un acto u omisión de autoridades   estatales   que   podría   acarrear   graves   consecuencias   para   el detenido y b) que no hay otras vías ordinarias efectivas, en su caso, para corregir entiempo útil el alegado agravamiento”.

En la misma línea, destacaron que “finalidad del instituto de hábeas corpus consiste en la conclusión expedita de una detención contraria a la ley o bien, en la corrección inmediata de toda agravación ilegítima sufrida por una persona válidamente privada de su libertad ambulatoria, siendo que en el caso, como se sostuvo, las circunstancias relatadas no constituyen ninguno de los supuestos contemplados en el artículo tercero de la ley 23.098”.

Asimismo, consideraron que lo peticionado, es decir la suspensión del traslado de dos elefantes  a la República Federativa de Brasil, sumado al requerimiento de alojamiento de los cuatro paquidermos en la provincia de Entre Ríos, “excede el marco propio de la acción interpuesta; ello, dado que la elección del destino de los mismos se encuentra bajo la órbita de la correspondiente autoridad de aplicación”.

Además, la justicia manifestó la importancia del informe técnico realizado por la Dirección Nacional de Biodiversidad de la Secretaría de Política Ambiental en Recursos Naturales del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, la cual avaló la decisión de trasladar a los cuatro elefantes residentes en el Ecoparque Mendoza hacia el Santuario de Elefantes de Brasil.

También los jueces de la Cámara Federal señalaron que “resulta de interés reafirmar el carácter de persona no humana que revisten los elefantes, a cuyo favor se interpuso el presente habeas corpus, estándar jurídico consagrado por la Cámara Federal de Casación Penal, en los autos ‘Orangutana Sandra s/Habeas Corpus’, entre otros”. 

En este sentido, destacó el trabajo del personal a cargo del cuidado de las elefantes, expresando que “observamos que tanto en el caso particular de Guillermina y Pocha, como de los restantes paquidermos, se encuentran interviniendo autoridades especializadas en el ámbito provincial y nacional, como también expertos en el cuidado de animales silvestres, cuyos esfuerzos se encuentran direccionados a lograr que estos últimos desarrollen su vida en un hábitat preparado para sus necesidades básicas y desarrollo integral”.

De esta manera, resaltaron que las maniobras eran tendientes a mejorar la situación actual que transitan los elefantes.

Para finalizar, se menciona además que “la cuestión planteada resulta ajena al carácter excepcional de este tipo de acciones, y no advertirse arbitrariedad en las condiciones de alojamiento de los elefantes en cuestión” por lo que entendieron que correspondía no  hacer   lugar  al   recurso   de   apelación   interpuesto. 

 

Fuente: Erreius