La Corte Suprema de Justicia extiende la feria judicial extraordinaria hasta el 17 de Julio

Se aclara que continuarán en funcionamiento los tribunales federales en los que se haya dispuesto previamente el levantamiento de la feria.

Imagen del articulo

Ayer por la tarde, luego de la publicación del decreto de necesidad y urgencia 576/2020, que extiende las medidas de distanciamiento y de aislamiento social preventivo y obligatorio, la Corte Suprema de Justicia de la Nación dio a conocer, en forma digital, la acordada 25/2020, por la cual dispuso la prórroga de la feria judicial extraordinaria resuelta por la acordada 6/2020 -y extendida por acordadas 8, 10, 13, 14, 16 y 18 del corriente año-, desde el día 29 de junio al día 17 de julio, ambos incluidos, de 2020.

La nueva prórroga no resulta incompatible con las medidas de levantamiento de la feria extraordinaria que fueron decididas por la Corte en recientes acordadas, puesto que la norma establece, expresamente, que los juzgados y tribunales federales con sede en varias provincias en los que se hubiera levantado la medida excepcional, continuarán con su funcionamiento habitual.

Durante la feria extraordinaria se desempeñarán todos sus miembros y secretarios de la Corte; el horario de atención al público se mantendrá, para los tribunales de feria de lunes a viernes desde las 09:30 hasta las 13:30 horas, y se impulsa a los tribunales de feria a habilitar las actuaciones para el dictado de sentencias definitivas e interlocutorias en aquellos expedientes que se encuentren en condiciones de ser resueltos. También podrá habilitarse la feria, a pedido de parte, cuando las actuaciones necesarias para la tramitación se encuentren digitalizadas.

Los magistrados tendrán facultades para llevar a cabo los actos procesales que no admitan demora o medidas que de no practicarse pudieren causar un perjuicio irreparable, así como para atender los asuntos urgentes. Las autoridades de cada fuero o jurisdicción deberán implementar las guardias o turnos que fueren indispensables de acuerdo con sus necesidades, teniendo en cuenta que los tribunales y demás dependencias deberán prestar el servicio prioritariamente en forma remota, con una presencia mínima del personal necesario a tales efectos.

Se reitera la obligación del personal judicial que concurra a los tribunales y sus dependencias para prestar servicios, de adoptar las medidas de prevención, higiene, movilidad y transporte emanadas de las autoridades competentes en el respectivo ámbito, y se mantiene la limitación en la atención al público, con excepción de aquellas actuaciones procesales en las que resulte indispensable la presencia de los letrados y partes.