Nueva prórroga de la prohibición de despidos y suspensiones

La medida se extiende por otros 60 días, y regirá, en principio, hasta fines de noviembre, para continuar garantizando la conservación de los puestos de trabajo por un plazo razonable, en el marco de la crisis provocada por la pandemia.

Imagen del articulo

Esta mañana se publicó en el Boletín Oficial el decreto 761/2020, que prorroga la prohibición de efectuar despidos y suspensiones sin justa causa o por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor, por el plazo de 60 días contados a partir del vencimiento del plazo establecido por el Decreto 624/2020, extendiéndose, en consecuencia, hasta fines de noviembre de este año.

Entre los fundamentos de la norma, se expresa que esta “crisis excepcional exige prorrogar la oportuna adopción de medidas de idéntica índole asegurando a los trabajadores y a las trabajadoras que esta emergencia no les hará perder sus puestos de trabajo”.

También se afirma que “...asimismo, resulta indispensable continuar garantizando la conservación de los puestos de trabajo por un plazo razonable en aras de preservar la paz social y que ello solo será posible si se transita la emergencia con un Diálogo Social en todos los niveles y no con medidas unilaterales de distracto laboral, que no serán más que una forma de agravar los problemas provocados por la pandemia”.

 

Esta medida fue anunciada por el Gobierno el pasado miércoles, luego de que el INDEC diera a conocer las cifras de desocupación en el segundo trimestre del año, que subió al 13,1% y afecta 1,5 millones de personas en aglomerados urbanos, pero se estima que en total comprende más de 2 millones de personas.

Cabe destacar que los despidos y las suspensiones que se dispongan en violación a este decreto no producirán efecto alguno, manteniéndose vigentes las relaciones laborales existentes y sus condiciones actuales. Sin embargo, la norma no será aplicable a las contrataciones celebradas con posterioridad a su entrada en vigencia.

No obstante, según las cifras de la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) del Ministerio de Trabajo, entre marzo y julio de este año se produjeron más de 300 mil desvinculaciones laborales, y más de la mitad de esta cifra fueron despidos. Las suspensiones, por su parte, llegaron a ser casi el doble durante el mencionado período.

 

Fuente: Erreius