Se amplía la red de sucursales para pagar a beneficiarios de la seguridad social

La ANSeS y los entes provinciales serán quienes dispongan cuál es el banco pagador, y estos no podrán negarse a tener a los jubilados como clientes.

Imagen del articulo

El Banco Central determinó que las entidades financieras deberán abrir las cuentas para el pago de prestaciones de la seguridad social al solo pedido de los diferentes entes pagadores de cada jurisdicción.

La actual Ley de Entidades Financieras estipula que los bancos deben responder a las peticiones del Poder Ejecutivo. De este modo, la ANSeS tendrá la potestad de definir en qué bancos y en qué sucursales cobrarán los beneficiarios de la seguridad social. Asimismo, el titular de cada uno de esos beneficios conservará la posibilidad de elegir en qué sucursal bancaria quiere cobrar; la ANSeS no exigirá a los jubilados cobrar en un banco determinado, pero sí podrá exigirle a una entidad financiera que abra una cuenta previsional a un beneficiario. 

La medida llega luego de los episodios del viernes 3 de abril y los días subsiguientes, en que hubo fuertes aglomeraciones de público en las sucursales bancarias para cobrar sus haberes, al mismo tiempo que el gobierno impulsaba las restricciones sanitarias para enfrentar la pandemia del coronavirus. 

Fuentes oficiales explicaron que la decisión abarca no solo a las jubilaciones y las pensiones, sino también a la Asignación Universal por Hijo (AUH), el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y a todas las prestaciones de la seguridad social.

El objetivo de la medida es ampliar la cantidad de sucursales y mejorar la distribución geográfica en todo el país, a través de las cuales se pagan jubilaciones y pensiones.