Precisiones e interpretaciones sobre la "Doble indemnización" del DNU 34/2019

El trabajo analiza el agravamiento indemnizatorio establecido y aborda los aspectos conflictivos de la norma. Para ello toma en consideración los precedentes judiciales existentes y los reproduce en el presente artículo, que forma parte de la edición de Temas de Derecho Laboral y de la Seguridad Social - febrero 2020.

Imagen del articulo

POR PABLO J. BARBIERI

I - INTRODUCCIÓN

El propósito de este trabajo es analizar el agravamiento indemnizatorio establecido mediante el decreto de necesidad y urgencia (DNU) 34/2019 publicado en el Boletín Oficial con fecha 13/12/2019. Intentaré hacer una breve descripción de la norma y luego abordar los aspectos conflictivos con las herramientas que nos da el derecho y, sobre todo, tomando en consideración los precedentes judiciales respecto de los conflictos generados con relación a los agravamientos indemnizatorios anteriores.

Sin profundizar demasiado el tema de fondo, adelanto que la intempestiva imposición de duplicación indemnizatoria no parece ser la medida más acertada para el contexto de crisis que atraviesa nuestro país. Así quedó reflejado en la anterior experiencia. En el año 2002 se sancionó la ley 25561 (BO: 7/1/2002), que lamentablemente no tuvo efectos positivos en la contención de despidos. Por el contrario, según estadísticas de aquella época, aumentó el nivel de desempleo por varios años, y recién en 2007, quedó totalmente sin efecto mediante el dictado del decreto 1224/2007 (BO: 11/9/2007), que, dicho sea de paso, tampoco estuvo exento de generar litigiosidad, debiendo resolverse la controversia planteada en relación a la fecha exacta de finalización del agravamiento, mediante un fallo plenario dictado por la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo (plenario 324 de fecha 30/6/2010, autos “Lawson”).

La mentada duplicación no solo no contribuyó a mejorar el desempleo o a evitar despidos, sino que generó una fenomenal judicialización de controversias, principalmente, sobre su vigencia y alcance. Esta litigiosidad ya comienza a esbozarse con la sanción del DNU 34/2019, ya que algunas empresas vienen experimentando situaciones de conflictos individuales pendientes, que, con el atractivo de una duplicación indemnizatoria, se han acelerado o van convirtiéndose rápidamente en despidos indirectos.

Pero desde otra óptica, la norma tampoco parece tener una lógica jurídica razonable. Ante una situación de crisis económica, debería tenderse a proteger al sector castigado que genera fuentes de trabajo o que intente mantener la explotación para evitar mayores pérdidas. Lejos de ello, la solución pasa por castigarlo con una duplicación indemnizatoria que, en muchos casos, se convierte en un camino sin salida. En la misma ley de contrato de trabajo, el legislador previó la solución contraria ante la imposibilidad del empleador de continuar dando empleo, estableciendo posibilidad de reducir indemnizaciones, sujeto a determinadas condiciones. Si bien la jurisprudencia ha interpretado esta norma con mucha rigurosidad, con la duplicación del DNU 34/2019, ante una situación fáctica similar, se adopta la solución opuesta.

II - BREVE DESCRIPCIÓN DE LA NORMA

A continuación, se realiza una breve descripción de los aspectos trascendentes del DNU 34/2019 y en los siguientes capítulos se analizarán los puntos que pueden generar controversias.

2.1. Emergencia, alcances de la duplicación y sujetos incluidos

Mediante el DNU se declara emergencia pública en materia ocupacional por el término de 180 días (art. 1).

Dentro de ese marco de la emergencia, se establece en forma transitoria una duplicación de las indemnizaciones por despido sin causa (art. 2) que comprende a “todos los rubros indemnizatorios originados con motivo de la extinción” (art. 3).

Este agravamiento alcanza a todos los trabajadores del ámbito privado, cualquiera sea la modalidad contractual (en tanto sea compatible), incluyendo estatutos especiales (rurales, casas particulares, etc.), en los términos de las respectivas normativas.

2.2. Exclusión

La duplicación no se aplica respecto de despidos sin causa de trabajadores contratados con posterioridad al 13/12/2019. Consecuentemente, las contrataciones celebradas a partir del día 14/12/2019 no cargan con la referida duplicación.

2.3. Vigencia

Conforme lo establecido por la norma, el “agravamiento entrará en vigencia el día de su publicación en el Boletín Oficial” (art. 5), es decir, desde el día 13/12/2019, consecuentemente, una primera interpretación implicaría señalar que la duplicación aplica a aquellos despidos producidos a partir del día 13/12/2019, inclusive. Pero esta norma no está exenta de controversia, como se verá más adelante.

2.4. Finalización

La vigencia de esta obligación indemnizatoria extra, según el DNU analizado, finaliza a los 180 días, contados desde el 13/12/2019, esto significa que los despidos sin causa producidos desde el día 10/6/2020 inclusive, en adelante, no están alcanzados por el agravamiento.

Sin embargo, atendiendo a experiencias anteriores, no se puede descartar su prórroga o reducción progresiva.

2.5. Convalidación

Sin perjuicio de la vigencia del DNU, se requiere un trámite parlamentario para su convalidación definitiva y solo en caso de no ser aprobado por el Congreso, perderá vigencia.

 

Este contenido que forma parte de la Publicación Temas de Derecho Laboral y de la Seguridad Social, dirigida por los doctores Carlos A. Toselli y Patricio J. Torti Cerquetti, es exclusivo para suscriptores de Erreius, podés ingresar al artículo completo haciendo click acá.

Si aún no sos suscripctor, accedé ahora mismo a  todas las prestaciones y servicios haciendo click acá.