Qué cambios se analizan para las denominadas jubilaciones de privilegio

En las próximas semanas se realizará la primera sesión extraordinaria del 2020 en la Cámara de Diputado para, entre otros temas, tratar la eliminación y/ modificación de los regímenes jubilatorios de privilegio.

Imagen del articulo Qué cambios se analizan para las denominadas jubilaciones de privilegio

En concreto, el Gobierno pretende que el Congreso modifique la Ley 18.464 de jubilaciones para funcionarios del Poder Judicial y la 22.731 para el personal del servicio exterior para “achatar la pirámide” entre los ingresos del sistema previsional a los fines de establecer “un mecanismo más justo”.

Hay casi 50 regímenes jubilatorios especiales, que permiten a exfuncionarios, diplomáticos y empleados del Poder Judicial cobrar haberes que se encuentran muy por encima de la media de aquellos que están regulados por la ley 24.241.

El abanico de posibilidades que se maneja es muy amplio, ya que los empleados judiciales y los del servicio exterior tienen distinta edad jubilatoria y cálculo del haber, y en algunos casos no realizan aportes al sistema previsional.

Los asesores del Gobierno subirían de 60 a 65 años la edad para el retiro de varones y mujeres del Poder Judicial, cambiarían el ingreso base para el cálculo del beneficio (antes era sobre el cargo al cese y ahora se tomara la remuneración promedio de los últimos 60 meses).

El aporte del personal activo pasaría del "11% actual sobre la remuneración sin tope", a "11% más 4% adicional sobre la remuneración sin tope". Habrá que ver qué ocurre con los jueces de la Corte Suprema, Casación y camaristas aportan un 12% de su sueldo sin tope.

Además, se analiza la posibilidad de que, una vez jubilados, realicen un aporte solidario de 5% en el primer y segundo año, del 4% en los años 3 y 4, y del 3% desde el año 5 en adelante.

Si bien la intención es que las jubilaciones de privilegio del servicio exterior sean eliminadas y pasen directamente al régimen general, el mismo sistema por el que se jubilan los ministros del Gobierno y el Poder Legislativo, es probable que ello no ocurra para evitar que se realicen planteos judiciales.

Por ello se estudia la posibilidad de cambiar el ingreso base para el cálculo del beneficio que antes era sobre el cargo de mayor jerarquía desempeñado en el Servicio Exterior durante un período de cuatro años y ahora pasará a ser sobre el promedio de los últimos 60 meses de sueldo. Además, se agrega un aporte personal de activo con un 4 por ciento adicional sobre la remuneración sin tope. La propuesta también incluye bajar el cálculo del 85% al 82% móvil.

También estarían obligados a realizar el “aporte solidario” una vez jubilados que sería del 5% en los primeros dos años, un 4% en los años tercer y cuarto año y de un 3 % a partir del quinto año de la jubilación que permanecería hasta el fallecimiento.

Regímenes de privilegio

En el año 2001, en el marco de la ley 24.018 del año 90, el fallo de la CSJN "Gaibisso, César" defendió la exclusividad de los salarios de los jueces y les reconoció esta garantía también a los magistrados jubilados.

Luego el Congreso sancionó la Ley 25.668 que deroga la ley 24.018, que fijaba asignaciones mensuales vitalicias para el Presidente, Vice de la Nación y Jueces de la CSJN. Regímenes para Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial, del Ministerio Público y de la Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas; Vocales del tribunal Fiscal y de Cuentas de la Nación ; Legisladores Nacionales, Ministros, Secretarios y Subsecretarios del Poder Ejecutivo Nacional, Secretarios y Prosecretarios nombrados a pluralidad de votos por las Cámaras de Senadores y Diputados de la Nación , el Intendente, los Concejales, Secretarios y Subsecretarios del Concejo Deliberante y los Secretarios y Subsecretarios del departamento Ejecutivo de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires y el Procurador General del Tesoro.

Sin embargo, el decreto 2322/02, dictado por el presidente Eduardo Duhalde observó parcialmente la ley 25.688 y dejó sin efecto la derogación de los beneficios para el Servicio Exterior y el Poder Judicial, manteniendo su plena vigencia.

De esta manera, los regímenes especiales derogados fueron solo los del Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo. Así continúan los sistemas específicos para judiciales, diplomáticos y también las asignaciones mensuales vitalicias de los expresidentes y exvicepresidentes de la Nación y de los jueces de la Corte Suprema de Justicia de la nación.