Apps de delivery: la justicia porteña clausuró las aplicaciones no registradas

Las plataformas repartidoras de comida a domicilio en la CABA manifestaron que cumplen con las normas y regulaciones locales y nacionales.

Imagen del articulo

El Juzgado n° 2 en lo Contencioso Administrativo y Tributario ordenó al gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que exija a las apps de delivery Pedidos Ya, Rappi y Glovo el cumplimiento de la normativa laboral y previsional, además del Código de Tránsito y Transporte. Las normativas regulan la actividad de reparto de sustancias alimenticias a domicilio a través de bicicletas y motos.

Pedidos Ya, Globo y Rappi sufrieron la suspensión el dos de agosto, y la misma decisión se reiteró el cinco del mismo mes en la causa la causa «Envíos Ya y otros contra GCBA y otros sobre Amparo – Otros». La nueva resolución se debió a que las apps de pedidos siguieron operando durante el fin de semana después de la suspensión, dado que las empresas Visa Argentina SA, Mastercard Cono Sur SRL, Tarjeta Naranja SA y American Express Argentina SA permitieron las compras desde las apps.

En la última decisión judicial, donde se ratificó el fallo contra las apps repartidoras de comida a domicilio, el juez encomendó a los Ministros de: Justicia y Seguridad; Desarrollo Urbano y Transporte, y de Gobierno, que “adopten todos los recaudos necesarios para llevar adelante los controles preventivos, así como las medidas coercitivas y punitivas, que tiendan a evitar el desarrollo de la actividad de delivery y reparto fuera del marco normativo descripto”.

También el titular del juzgado hizo hincapié en los informes que recibe semanalmente de los hospitales de la CABA, en donde dan cuenta de los accidentes que sufren los conductores de las apps de delivery en la vía pública. A su vez, menciona el conocido caso del repartidor de 63 años, Ernesto, que fue atropellado por un auto el 29 de julio pasado cuando estaba yendo a entregar un pedido asignado por Glovo.

Apps de delivery apelarán la sentencia

Por su parte, las aplicaciones publicaron un comunicado en donde piden por el derecho a trabajar. En la misma expresan que apelarán la sentencia y las medidas cautelares para lograr la suspensión de ellas. También manifiestan que generan trabajo en blanco y que desde principios de 2019, entregaron más de 4.800 cascos y de 14.000 equipamientos de seguridad.

Las apps de delivery sostienen que “cumplen con los requisitos impositivos y cargas sociales previstas y, asimismo, con seguros complementarios tal como establece la regulación local. También, han fomentado una política activa centrada en la seguridad vial”.

Aunque el comunicado demuestra una actitud abierta a dialogar, también sostiene “consideramos que el debate debe generarse en un contexto en el que no se ataque al trabajo ni a todos los que formamos parte de la actividad”.

Acceda al fallo aquí

Fuente Erreius