Se aprueba el Protocolo sobre Interrupción Legal del Embarazo en Pcia. de Bs. As.

La provincia oficializó hoy su adhesión al protocolo nacional aprobado por Resolución Nº 1/2019 del Ministerio de Salud de la Nación el pasado 13/12/2019

Imagen del articulo

Por medio de la Resolución Conjunta 1/2020, se aprueba el "Protocolo para la Atención Integral de las Personas con Derecho a la Interrupción Legal del Embarazo", para su aplicación en los establecimientos de salud de los diferentes niveles de atención de la Provincia de Buenos Aires, destinado a guiar y acompañar el trabajo de las instituciones y de los equipos de salud con lineamientos unificados, claros y actualizados por medio de instancias de capacitación permanente y el aseguramiento de todos los insumos necesarios, así como la coordinación de acciones con gobiernos municipales, el IOMA, las obras sociales, el subsector privado, asociaciones de profesionales y organizaciones sociales dedicadas al tema. 

La norma señala, entre otras cosas, que "la aprobación de este protocolo para el ámbito provincial es la expresión de una política estatal tendiente a dar cumplimiento a las obligaciones constitucional y convencionalmente impuestas a la Provincia de Buenos Aires".

Asimismo, sostiene que "además de lo previsto en la Constitución Nacional y los instrumentos internacionales de protección de Derechos Humanos del artículo 75 inciso 22, la Constitución provincial reconoce a la salud como un derecho social, siendo competencia y obligación de la Provincia de conformidad con el artículo 36, la eliminación de los obstáculos económicos, sociales o de cualquier otra naturaleza, que afecten o impidan el ejercicio de los derechos y garantías constitucionales”; y que el inciso 8 del artículo mencionado, obliga a la Provincia a garantizar a todos sus habitantes el acceso a la salud en los aspectos preventivos, asistenciales y terapéuticos", mientras que la Ley Provincial N° 13.066, modificada por la Ley N° 14.738, "tiene por objetivo fundamental garantizar el acceso a la salud sexual y reproductiva de toda la población, sin discriminación, siendo esencial en tal sentido reducir la morbimortalidad de personas gestantes, especialmente por abortos inseguros".

Fuente Erreuis