La Corte Suprema rechazó que el 2x1 se aplique a casos de lesa humanidad

El Máximo Tribunal falló con un criterio contrario al que había utilizado en el caso Muiña en 2017. El Presidente de la Corte votó a favor de la aplicación del 2x1 para los represores.

Imagen del articulo

La Corte Suprema de Justicia de la Nación, con cuatro votos a favor y uno en disidencia, resolvió hoy que el beneficio del 2x1 no será aplicable a condenados por delitos de lesa humanidad. La sentencia se debe al recurso presentado por Rufino Batalla, quien había sido personal civil de Inteligencia durante la última dictadura militar.

El 2x1 implica que se computa como doble cada día de prisión preventiva, establecido en el artículo 7 de la ley 24390 (derogada por la ley 25430). El año pasado, el tribunal había aplicado dicho beneficio a Luis Muiña, condenado por secuestros y torturas cometidos en el Hospital Posadas. El fallo fue repudiado por la opinión pública, lo que llevó a que días después se dictara la ley 27362 que establece la imposibilidad de aplicar el 2x1 para los delitos de lesa humanidad, genocidio o crímenes de guerra.

Los jueces hicieron hincapié en que el derecho internacional impone al Estado argentino el deber de perseguir los delitos de lesa humanidad y aplicar penas adecuadas y proporcionadas a su gravedad para impedir una forma de impunidad de facto. También resaltaron el rol de los legisladores y las comisiones del Congreso, dicha tarea la consideraron “una valiosa herramienta para desentrañar la interpretación auténtica de una ley, este instrumento hermenéutico cobra significación mayúscula cuando se concreta en una ley formal”,  la cual tiene como fin “interpretar el sentido y alcance de una norma de la misma jerarquía dictada con anterioridad”.

Respecto de la ley 27362, los magistrados señalaron que las exposiciones de los legisladores dieron cuenta del tipo de interpretación que querían darle a la ley 24390 en relación con los delitos de lesa humanidad. A su vez, consideraron que “el juez no puede reemplazar al legislador creando una ley que no existe, tampoco puede ignorar la consideración de una ley que el Congreso ha dictado y cuyo contenido juzga compatible con la Constitución”.

En el fallo se recuerda que los delitos que se examinan en la causa “Hidalgo Garzón, Carlos del Señor y otros s/inf. art. 144 bis inc. 1 -último párrafo- según ley 14.616, privación ilegal libertad agravada (art. 142 inc. 1), privación ilegal libertad agravada (art. 142 inc. 5), inf. art. 144 ter 10 párrafo -según ley 14.616-, inf. art. 144 ter 2°  párrafo -según ley 14.616-, homicidio agravado con ensañamiento - alevosía, sustracción de menores de diez años (art. 146) - texto original del C.P. ley 11.179 y supresión del est. civ. de un menor” se cometieron en un régimen político ilegal y fuera de un sistema de gobierno previsto en la Constitución Nacional, por lo tanto, dentro de un marco de inconstitucionalidad.

El voto de Ricardo Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda fue el mismo que dictaron en el fallo Muiña, donde consideraron que no debía aplicarse el 2x1 a los represores. Mientras que Horacio Rosatti cambió su postura y a su nuevo voto adhirió Elena Highton de Nolasco, quienes consideraron la actual ley 27362. El único juez que votó en disidencia fue el Presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, porque sostuvo que la ley mencionada es inconstitucional.

Por su parte, la Procuración General de la Nación sostuvo que el Congreso cuando sancionó la ley 27362 adoptó “la única interpretación constitucionalmente válida de la regla que preveía la ley 24390”. Citó el fallo “Mazzeo” en donde se sostiene que “los delitos que implican una violación de los más elementales principios de convivencia humana civilizada, quedan inmunizados de decisiones discrecionales de cualquiera de los poderes del Estado que diluyan los efectivos remedios de los que debe disponer el Estado para obtener el castigo".

Acceda al fallo y al dictamen aquí

Fuente: Erreius