Los fundamentos de la sentencia que condenó a prisión perpetua a Nahir Galarza

El Tribunal de Juicios y Apelaciones de Gualeguaychú e Islas del Ibicuy publicó los fundamentos del veredicto dictado el tres de julio pasado en la causa que investigó el asesinato del joven Fernando Pastorizzo.

Imagen del articulo

 

La imputada, Nahir Galarza, fue condenada a prisión perpetua por el delito de homicidio calificado por ser la víctima, Fernando Pastorizzo, una persona con la cual mantenía o había mantenido una relación de pareja (art. 80, inc. 1, CP). El hecho había ocurrido el 29 de diciembre de 2017 en Entre Ríos.

 

El Tribunal de Juicios y Apelaciones de Gualeguaychú e Islas del Ibicuy votó de forma unánime la aplicación de la pena en los autos caratulados "Galarza Nahir Mariana s/homicidio doblemente agravado". Los jueces descartaron el argumento de la defensa que había planteado violencia de género.

 

Entre los pasajes destacados, el tribunal integrado por los Dres. Mauricio Daniel Derudi, Arturo Exequiel Dumón y Alicia Cristina Vivian sostuvo: “Suponer que por obra del albur o del destino Nahir Galarza apretó el gatillo en dos oportunidades consecutivas, con la fuerza necesaria para poner en marcha el mecanismo de disparo del arma, en los precisos instantes en que el arma estaba direccionada hacia zonas vitales de la víctima, resulta absolutamente absurdo”.

 

La relación de pareja de los jóvenes se tuvo por acreditada a través de mensajes en medios digitales y fotografías. En el fallo, al manifestarse sobre las pruebas, se indicó: “Hay una prueba documental concreta de la relación, en el mensaje de Twitter del 29 de diciembre, en el cual Nahir Galarza expresa que nunca lo va a dejar de querer y que siempre fue el amor de su vida, como así también la fotografía junto a Pastorizzo publicada en Instagram, que alude a cinco años juntos”. El tribunal agregó que “todos los mensajes de Twitter y de WhatsApp dan cuenta de la relación, surgiendo incluso un proyecto en común cuando al perder Nahir un embarazo, Fernando le decía de tener otro hijo, como surge de los mensajes de WhatsApp de los días 12 al 17 de octubre de 2017”.

 

También varios testigos dieron cuenta del vínculo que mantenía la víctima con la asesina. Los jueces expresaron: “La valoración de los testimonios antes destacados converge en un mismo y único sentido, cual es la existencia clara de una relación íntima y afectiva entre Fernando Pastorizzo y Nahir Galarza, que excedía con creces a una simple relación de amistad”.

Los fundamentos completos aquí.

 

Fuente: Erreius