La SCBA suspendió los efectos del hábeas corpus colectivo que permitía los arrestos domiciliarios masivos

En los autos "Altuve, Carlos Arturo s/queja en causa Nº 102.555 (Hábeas corpus colectivo y correctivo) y su acumulada Nº 102.558 hábeas corpus colectivo y correctivo) del Tribunal de Casación Penal", se declara procedente la queja deducida por el Fiscal y se suspenden los efectos de la decisión cuestionada que había planteado la posibilidad de que los presos mayores de 65 años, mujeres embarazadas, detenidos con enfermedades preexistentes y que estén involucrados en delitos leves podrían acceder al beneficio de la prisión domiciliaria.

Imagen del articulo

El Juez Victor H. Violini había determinado hacer lugar -durante el período de vigencia del aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el Poder Ejecutivo Nacional- al arresto domiciliario de las personas detenidas por la comisión de delitos leves y que se encuentren en situación de riesgo por edad o por patologías preexistentes, sean mujeres embarazadas o madres con hijos menores alojados en las Unidades Penitenciarias, identificadas en los listados aportados por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y el Ministerio de Seguridad, ambos de la Provincia de Buenos Aires. 

Asimismo, en la decisión del pasado 8/4/2020 dispuso que respecto de las personas en situación de riesgo pero imputadas o condenadas por la comisión de delitos graves, sea analizada cada situación por parte del juez natural de la causa, evaluando la necesidad u oportunidad de disponer una medida o bien de arresto domiciliario o de aislamiento sanitario dentro de cada unidad. 

También dispuso la evaluación de oficio de las prisiones preventivas, considerando para tal cometido los intereses de las víctimas, particularmente en los procesos por delitos contra la vida, la libertad, la integridad sexual y aquellos cometidos en un contexto de violencia de género. Y a los jueces de ejecución que tengan a disposición condenados sin sentencia firme, en los casos en que los procesados y condenados se encuentren en un plazo de seis meses anterior a alcanzar el extremo objetivo temporal previsto para obtener la libertad asistida o condicional, y que a su vez cumplan las demás exigencias impuestas, evalúen la necesidad de disponer, de manera extraordinaria y por única vez, la detención domiciliaria, hasta alcanzar el término para la obtención de mejores derechos. 

Finalmente, se reiteró la prohibición de mantener alojadas en comisarías a las personas mayores de sesenta y cinco años de edad, disponiéndose que a partir de la presente resolución y en lo sucesivo, todas las acciones de hábeas corpus pendientes o a iniciarse, deban ser resueltas conforme los lineamientos sentados en esta resolución. 

Accedé desde aquí a la nueva resolución de SCBA