Interrupción Legal del Embarazo: nuevo Protocolo para la atención de víctimas de violaciones

El Protocolo actualizado otorgará un marco legal y una serie de procedimientos recomendados para la atención inmediata post violación sexual, la anticoncepción de emergencia, la atención integral, incluyendo al acceso a la interrupción voluntaria y legal del embarazo, así como la recolección de evidencia biológica.

Imagen del articulo

El Ministerio de Salud de la Nación, mediante la resolución 2003/2021, publicada este jueves en el Boletín Oficial, aprobó el “Protocolo para la Atención Integral de Personas Víctimas de Violaciones Sexuales”, Actualización 2021, dirigido a los integrantes de equipos de salud a efecto de brindarles el marco legal y los procedimientos recomendados para la atención inmediata post exposición, la anticoncepción de emergencia, la atención integral, incluyendo al acceso a la interrupción voluntaria y legal del embarazo (IVE/ILE), así como la recolección de evidencia biológica.

Interrupción Voluntaria y Legal del Embarazo

Con la Ley 27610 se reconoció a las mujeres y demás personas gestantes el derecho a decidir la interrupción del embarazo en determinadas circunstancias, incorporando un sistema mixto de plazos y causales, por lo cual resulta prioritario actualizar los protocolos sanitarios en la materia conforme a los estándares normativos vigentes, toda vez que la interrupción del embarazo debe ser brindada respetando los estándares de calidad, accesibilidad, confidencialidad, competencia técnica, rango de opciones disponibles e información científica actualizada.

Esta situación constituye una política pública sanitaria, lo cual amerita actualizar y trazar una guía de procedimiento que brinde la última información científica actualizada, aprobada y validada internacionalmente, para que los profesionales de los equipos de salud dispongan de lineamientos claros y precisos para abordar las situaciones de violencia sexual que se presenten de forma oportuna, accesible y de calidad, y asimismo, se logre una metodología de trabajo alcanzando los más elevados estándares de atención.

Descargá gratuitamente el Suplemento especial - Interrupción Voluntaria del Embarazo  

Rol del Sistema de Salud

El Protocolo define el rol del Sistema de Salud en el abordaje integral de las personas víctimas de violaciones sexuales, mediante un análisis conceptual de los daños y consecuencias de las violaciones, así como de la dimensión socio-cultural en la vivencia de las víctimas.

Contempla el flujo de atención, considerando las distintas vías en las que puede producirse el acceso de las víctimas a un servicio de salud, público o privado; y los supuestos de violaciones o abusos a menores de 18 años.

 

Pone especial énfasis en el triple objetivo de la intervención médica que comprende la recuperación y la protección de la víctima, así como la reparación del daño ocasionado a la integridad, libertad, dignidad y sentido de justicia de la víctima.

Se tratan, asimismo, las medidas de urgencia y las diversas aristas del abordaje médico, dirigido a la prevención y tratamiento de diversas enfermedades que pudieran tener lugar como consecuencia de la violación.

Abordaje psicológico y social

La Guía también establece las pautas para el abordaje psicológico de la víctima, y la orientación a familiares y personas allegadas, dependiendo si el agresor es o no ajeno al entorno familiar. Sea que las personas allegadas conozcan el hecho desde el principio o hayan sido informadas después, la orientación psicológica puede resultar fundamental.

Denuncia

En cuanto a la denuncia del hecho y las responsabilidades legales del personal de salud, debe tenerse en cuenta de que para las personas adultas en nuestro país la violación es un delito de instancia privada, por tanto, a partir de los 18 años la decisión de instar la acción penal es de la víctima. En estos casos no corresponde que las /os profesionales de salud denuncien.

Si la víctima es menor de 18 años, el delito pasa a ser de instancia pública, por tanto una vez realizada la comunicación correspondiente a los organismos de protección de derechos, la intervención tendiente a la protección del/la niño/a o adolescente deberá contemplar también la denuncia penal por la situación de abuso para que se sancione al victimario, preferentemente en fiscalías u otros organismos especializados en la temática.

Obtención y conservación de evidencia

Finalmente, el Protocolo brinda preceptos para la obtención y conservación de la evidencia, que se realiza a través de la toma de muestras biológicas para estudios genéticos, las cuales deben ser recolectadas a la mayor brevedad posible.

Modelos de formularios

Se incluyen una serie de modelos de formularios que incluyen la Historia Clínica, el Modelo de Consentimiento Informado para la Interrupción Voluntaria y Legal del Embarazo (IVE-ILE); la declaración jurada en la que se deja constancia de que el embarazo cursado es producto de una violación; y el formulario único de Cadena de Custodia, para la conservación de la evidencia recolectada.

 

 

Fuente: Erreius