Implementan un sistema de reclamos por corrupción y maltratos en el Servicio Penitenciario

El “Programa de Recepción de Reclamos respecto de la Actividad Penitenciaria” tendrá por funciones recibir, registrar y derivar los reclamos y manifestaciones sobre conductas de agentes del Servicio Penitenciario Federal por hechos de corrupción, acoso laboral y hostigamiento, abuso de autoridad, acoso sexual en el ámbito laboral, violencia de género y violencia institucional.

Imagen del articulo

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, a través de la resolución 482/2021, publicada este viernes en el Boletín Oficial, creó el “Programa de Recepción de Reclamos respecto de la Actividad Penitenciaria” en el ámbito de la Subsecretaría de Asuntos Penitenciarios.

El Programa será el encargado de  recibir, registrar y derivar los reclamos y manifestaciones sobre conductas de agentes en actividad o retirados del Servicio Penitenciario Federal relacionadas con su actividad en la institución, que presumiblemente puedan ser contrarias a la ética, al orden público, o constituyan infracciones administrativas, posibles hechos de corrupción, acoso laboral y hostigamiento, abuso de autoridad, acoso sexual en el ámbito laboral, violencia de género y violencia institucional.

A tal efecto, se habilitará el número 0800-222-7738, destinado a la recepción de los reclamos telefónicos y manifestaciones referidas las conductas de los agentes penitenciarios en relación a los hechos definidos por el Programa.

El abonado telefónico, existente desde 2016 para reclamos ante el Servicio Penitenciario Federal, será trasladado a la Subsecretaría de Asuntos Penitenciarios.

Se aclara que las víctimas de la corrupción o maltrato pueden ser las personas privadas de la libertad, sus familias o vínculos afectivos, el personal del Servicio, el Estado y toda la comunidad en general.

El personal bajo la órbita de la Dirección del Servicio Penitenciario Federal tiene el deber de denunciar los actos de los que tenga conocimiento en virtud de sus funciones que constituyan irregularidades o delitos presumiblemente cometidos por agentes de dicha institución, ante la autoridad competente administrativa o Judicial.

Las denuncias realizadas de buena fe y con motivos fundados por parte del personal no debe ser causa de afectación de su fuente laboral; quedando prohibida la aplicación arbitraria de sanciones, hostigamientos en forma directa o indirecta, o cualquier otro tipo de represalia en perjuicio del denunciante, sus familiares y demás personas con las que se encuentre directamente vinculado.

El Programa surge de la intención de conferir un abordaje diferenciado a los casos de hostigamiento y acoso laboral por una parte, y a las cuestiones asociadas a la violencia de género y acoso sexual por otro, toda vez que dichas cuestiones, por las características de los hechos denunciados, escapan a la órbita de la División Denuncias del Servicio Penitenciario, gestada originalmente a efectos de denunciar hechos de corrupción e infracciones administrativas, motivo por el cual resulta conveniente canalizar dichas denuncias por otra vía independiente.

De esta manera, el Programa se constituye como un marco de actuación respecto a la información obtenida a través de la citada línea, asegurando la debida protección de los datos personales brindados por los/as usuarios/as.

Debe adoptarse una férrea política de confidencialidad respecto de los datos obtenidos a través de la línea referida, en pos de consolidar un accionar transparente y confiable por parte del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, para estimular la formulación de reclamos ante las autoridades competentes a efectos de propiciar la obtención de información detallada de las irregularidades que pudieran suceder en el interior del Servicio Penitenciario Federal.

 

 

Fuente: Erreius