Aprueban en Mendoza el Programa de Abordaje a Varones por la Equidad

Estará dirigido a los varones condenados por casos de violencia de género, y tendrá por objetivo la atención desde el punto de vista psicoeducativo no terapéutico, mediante el aporte y el trabajo de profesionales de la psicología del Poder Judicial.

Imagen del articulo

La Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Mendoza aprobó el “Programa de Abordaje a Varones por la Equidad” y su “Protocolo de Actuación”, por el cual se pretende comenzar el tratamiento de la violencia de género con la puesta en marcha de una “Experiencia Inicial” en relación con el abordaje a varones condenados en casos de violencia de género, cuando intervenga la Justicia penal, conforme lo previsto por la legislación vigente.

El objetivo último de la medida consiste en lograr la protección de las mujeres que sufren violencia, mediante un programa basado en el abordaje directo a varones agresores, implementado con la finalidad de prevención del maltrato dentro de una relación de pareja. La experiencia inicial se realizará con el aporte y el trabajo de profesionales de la psicología, que forman parte de la planta permanente de la Suprema Corte de Justicia, con el apoyo y evaluación de la Secretaría de Modernización.

El Programa tendrá, además, otros objetivos, tales como mejorar las habilidades sociales básicas y aprender a lidiar de manera operativa con la ansiedad, en situaciones donde la violencia se habría convertido en el modo de interacción habitual entre los miembros de una pareja; y trabajar sobre la autoestima de los varones condenados, para educarse en ser amables con ellos mismos en sus interacciones con los demás, mediante el manejo de la sintomatología y los pensamientos saboteadores que interfieren en la relación con los otros.

También constituirá una guía de acción como parte de un modelo de política pública orientada a reducir la violencia de género contra las mujeres, que permita que los programas de tratamiento de los infractores promuevan un sistema judicial adecuado, indemnicen los daños y garanticen conductas no violentas.

Se confiere gran importancia a la selección de los profesionales intervinientes en el abordaje de los procedimientos que conlleva el Programa, buscando perfiles especializados en el área de la psicología, con formación en perspectiva de género, particularmente sobre la elaboración e interiorización de los roles de género y de cómo estos se trasladan a parámetros sociales estructurales, sobre masculinidad y violencia en la pareja, así como haber tenido experiencia en conducción de grupos.

Los varones que asistan al Programa lo harán en el marco de las reglas de conducta impuestas por las juezas y los jueces de los Juzgados Penales Colegiados, de la Primera Circunscripción Judicial, en aquellas sentencias donde recayó condena de ejecución condicional, debiendo prestar su consentimiento informado.

Se realizarán entrevistas individuales de evaluación con el varón para valorar su admisión, y se lo hará participar en grupos cerrados de hasta 8 personas con habilidades sociales para trabajar de forma grupal y con un tiempo de duración que se determinará durante el proceso.

Habrá además evaluaciones de motivación y de tipología del agresor, pudiendo decantar en una derivación del condenado a otro servicio o dependencia, si se detectaran perfiles psicopáticos, problemas psiquiátricos severos, problemas de alcohol o drogas, amplio historial criminal, o si la víctima se encontrara en situación de riesgo.

La participación de los varones culminará con una etapa de reflexión y cierre, en las que se evaluará la conducta de los agresores, los cuales estarán sujetos a un posterior seguimiento, por intermedio de profesionales especializados en la materia, que permitan recabar datos individuales y estadísticos.

 

 

Fuente: Erreius