LEGISLACION

 

RESOLUCIÓN 34/2021

Protocolo de Intervención para Dispositivos de Nuevas Masculinidades

 

Art. 1 - Aprobar el Protocolo de Intervención para Dispositivos de Nuevas Masculinidades destinado a varones que ejercen violencia, que como Anexo Único forma parte de la presente identificado como PROT-2021-10556355-GDEBABOLETÍN- DPEPLPLB.

Art. 2 - De forma.

 

ANEXO

PROTOCOLO DE INTERVENCIÓN DE LOS DISPOSITIVOS DE NUEVAS MASCULINIDADES

El presente Protocolo se crea a los efectos de cumplir con lo dispuesto en el artículo tercero de la Resolución RESO-2020-185-GDEBA-PALB del Presidente del Patronato de Liberados Bonaerense de Abordaje de Violencias por Motivos de Género, que encomienda a la Dirección Provincial de Ejecución Penal en Libertad su elaboración y determinación de las pautas de funcionamiento de los “Dispositivos de Nuevas Masculinidades para Varones que Ejercen Violencia”.

1. MISIÓN:

El presente Protocolo establece el procedimiento institucional para la incorporación de sujetos en conflicto con la ley penal bajo la supervisión del Patronato de Liberados Bonaerense a DISPOSITIVOS DE ABORDAJE DE VARONES QUE EJERCEN VIOLENCIA DE GÉNERO, estableciendo la dinámica y modalidad de trabajo de la misma.

Esta política pública tiene como objetivo trabajar desde un abordaje integral las violencias por razones de género y está destinada a varones en conflicto con la ley penal que por orden judicial se encuentran bajo intervención del Patronato de Liberados Bonaerense.

Los equipos de trabajo contaron con capacitaciones y encuentros coordinados por el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la Provincia de Buenos Aires.

Es necesario conjugar las funciones de inclusión con la construcción de mecanismos de supervisión que garanticen a los organismos judiciales las herramientas necesarias para promover el otorgamiento de derechos liberatorios y alternativas a la prisión.

En este sentido desde el Patronato de Liberados Bonaerense se han reformulado y revalorizado los Dispositivos de Nuevas Masculinidades para varones que ejercen violencia de género convirtiéndolos en uno de los ejes principales de la gestión, aportando así al trabajo transversal e interjurisdiccional que como Estado debemos llevar adelante para que aquellas personas que han sido ejecutoras de violencias de género desistan de tales acciones y entrañen nuevas manifestaciones vinculares.

2. CARACTERÍSTICAS ESPECÍFICAS

Es necesario y urgente comenzar con el trabajo de deconstrucción cultural para poder bajar el índice de violencia en la sociedad. Los dispositivos de abordaje a los varones que ejercen violencia de género presentan características específicas en las que deberán centrarse los equipos de intervención de la institución:

PREVENCIÓN: Se debe tener en cuenta en el abordaje que la tarea estará centrada en la prevención secundaria o terciaria, es decir, intervendremos donde ya hubo daño, y donde la justicia ya sancionó. El objetivo es que estos varones no reediten esas formas de ser varón con sus parejas, hijas e hijos. Consideramos que el que ejerce poder, somete o humilla, se ubica en un lugar de superioridad con respecto al resto de los integrantes de la familia.

ABORDAJE: No se realiza una atención clínica, la violencia no es considerada patología, por lo que no hablamos de tratamiento ni de pacientes, sino de supervisados que asisten a un grupo psico-socio-educativo. Es un espacio para trabajar en la deconstrucción y en el desarme de creencias y aprendizajes que portan los varones, para que puedan tener una reflexión, una mirada crítica sobre conductas que repiten y reproducen naturalmente, ya que forman parte de sus rasgos identitarios.

EGRESO: Desde el equipo de intervención no se otorgan altas sino que se producen egresos, evaluando el proceso en el dispositivo individual.

INTERDISCIPLINARIEDAD: El equipo tiene como requisito la interdisciplina, con profesionales de la psicología, el trabajo social, y ocasionalmente del campo del derecho.

RESPONSABILIDAD SUBJETIVA: Se busca que el sujeto asuma su responsabilidad subjetiva más allá del reconocimiento del acto en sí, el intercambio grupal ofrece la posibilidad de entablar nuevos lazos a partir de los cuales implicarse en sus actos y construir una nueva posición frente a los comportamientos violentos previniendo su repitencia.

INFORMACIÓN AL JUZGADO INTERVINIENTE: Los equipos informarán regularmente el seguimiento de cada caso a los Juzgados intervinientes en la causa de dichos varones.

3. CRITERIOS DE ADMISIBILIDAD

Se han establecido algunos criterios de admisión a tener en cuenta en este proceso, no serán admitidos:

* Personalidades psicopáticas,

* Personas con Delitos contra la integridad sexual (DCIS) y

* Personas con Consumos problemáticos.

Son casos que no pueden ser admitidos a dicho dispositivo, ya que requieren de derivación a otros espacios de intervención individual acordes a su abordaje con el que se debe articular institucionalmente. Debido a la singularidad de dichos casos, los cuales no pueden implicarse subjetivamente.

4. DESTINATARIOS

Los destinatarios a participar de los dispositivos de abordaje de varones que ejercen violencia de género, son sujetos en conflicto con la ley penal, bajo la supervisión del Patronato de Liberados, quienes se encuentren transitando causa judicial y que hayan ejercido algún tipo de violencia de género. Consideramos de gran importancia el trabajo con el varón que ejerce actos violentos, porque de no ser asistido la situación se repetirá, también en otros vínculos, con hijos y otras mujeres, por eso a partir de su abordaje se busca el cese de la reproducción de esa violencia. El trabajo en grupo tiene varios objetivos, que podemos clasificar en objetivos generales y específicos.

5. MODALIDAD

La instancia central del dispositivo son los encuentros grupales. En estas reuniones se procura que los varones asuman cierto grado de responsabilidad por sus acciones y los efectos negativos que han producido y se trabaje en el desaprendizaje de las conductas violentas. Trabajar en desarmar la actitud de dominio es ir al corazón del patriarcado, desarmar la lógica de la propiedad de poder.

Se debe trabajar mucho el conocimiento del marco legal, con el objetivo de que estas personas en conflicto con la ley asuman responsablemente el cumplimiento de las medidas, teniendo en cuenta que el origen cultural, aprendido y patriarcal de las conductas que motivan la causa de violencia, llevan a una trasgresión sistemática de la ley, instalando en muchos casos su propia ley.

Con respecto a las características de los grupos, estos pueden ser cerrados, en primera instancia, con temario determinado en planificación a trabajar, y luego en una segunda instancia abiertos, donde se intervenga sobre el emergente que traen a cada encuentro.

6. PROCEDIMIENTO

PROCESO DE ADMISIÓN: El varón derivado, de manera voluntaria o impuesto judicialmente al dispositivo, será entrevistado a fin de evaluar si las características personales se adecúan a los requisitos de participación en el taller grupal, identificando los casos que necesiten ser derivados para otro tipo de abordaje subjetivo. Durante este proceso se busca lo que llamamos construcción de demanda del sujeto, se refiere al reconocimiento de la necesidad subjetiva, a fin de modificar su modo de vincularse con otros, para hacerlo de un modo no violento. Esto es necesario, debido a que arriban a esta instancia proyectando aún la responsabilidad de sus actos en los otros (juzgado, pareja, etc). En el proceso de admisión hablamos de varias entrevistas con el supervisado, que quedarán a criterio de los profesionales intervinientes según la singularidad del caso, como así también su admisión o derivación.

DERIVACIÓN: En primera instancia, la/el trabajadora/or social a cargo de la supervisión del caso realizará el primer encuentro con el varón y le ofrecerá el espacio de entrevista de admisión, con la que el equipo de abordaje de Nuevas Masculinidades de su territorio. La derivación puede ser impuesta judicialmente como regla de conducta a cumplir o sugerida por la/el Trabajadora/or social a cargo, de acuerdo al delito enmarcado en violencia por razones de género.

CONSENTIMIENTO INFORMADO: Durante el proceso de admisión, el supervisado debe firmar el consentimiento donde se le explican las pautas o encuadre sobre el desarrollo del dispositivo y las consecuencias de su incumplimiento. Las mismas refieren a: encuadre, características, reglas, condiciones y objetivos del dispositivo. La vigencia del secreto profesional por parte del equipo interviniente, pero también su obligatoriedad de revelar ante instancias oportunas, información confidencial en aquellas situaciones que pudieran representar un riesgo grave para sí o para terceras personas o porque así lo fuera ordenado judicialmente. El equipo eventualmente podrá mantener comunicación con su pareja y/o ex pareja a fin de contribuir al objetivo de la participación en el dispositivo.

REGLAS DE CONDUCTA: La regla de conducta debe estar correctamente consignada en el legajo electrónico. Se deberá registrar la participación de la persona en el “Módulo Seguimiento” de reglas de conducta, actualizando la carga luego de cada encuentro.

SEGUIMIENTO: Se informará el seguimiento del supervisado al Juzgado interviniente. Dicho informe no contendrá información ni observaciones en detalle de cada participante en relación al proceso individual, sino que se remitirá a su participación, asistencia y aportes en el dispositivo.

AUSENCIA: Ante la primera ausencia injustificada, se citará telefónicamente y se convocará a la persona para una entrevista individual. Ante inasistencias reiteradas quedará a criterio del equipo coordinador la continuidad en el dispositivo.

INCUMPLIMIENTO: Ante reiteradas ausencias el incumplimiento se notificará al juzgado interviniente mediante la remisión de nota externa.

COMUNICACIÓN AL JUZGADO: Cuando el cumplimiento de la regla de conducta resulte contraria a los objetivos institucionales, se informará al juzgado fundadamente las razones.

EVALUACIÓN PROFESIONAL: En todos los casos en los que se identifique un hecho de violencia en razón del género y que dentro de las reglas impuestas judicialmente no se hubiera consignado la obligatoriedad de participar de los dispositivos de nuevas masculinidades, se deberá evaluar la necesidad de incorporar a la persona en dispositivos territoriales o en articulación con Municipalidades u organismos que desarrollen actividades similares, según los recursos comunitarios. Esta opción operará tanto para personas que deban ser supervisadas por delitos vinculados a la violencia de género o bien cuando la supervisión no se hubiera originado por un delito de violencia de género.

En ambos casos, podrá proponerse al juzgado mediante la correspondiente nota externa la adecuación de regla de conducta conforme ANEXO III Resolución 87/2017 y en virtud de los art. 203 y 204 de la Ley 12.256(1).

NEGATIVA A LA PARTICIPACIÓN: En caso de que la persona no aceptase la participación en el dispositivo, se dejará constancia mediante la firma de un Consentimiento Informado que deberá ser digitalizado en el Módulo correspondiente del Legajo Electrónico.

Asimismo, resulta importante destacar que ante la recepción de un oficio judicial que imponga la participación en el dispositivo, y por razones de recursos del organismo no se hubiera podido conformar, se deberá articular conforme los recursos provinciales, municipales y comunitarios de espacios afines.

 

Nota:

  (1) ARTÍCULO 203 - Cuando de la correspondiente evaluación del caso, se detectara la conveniencia de establecer, modificar o suspender alguna de las medidas tutelares, el Patronato de Liberados remitirá un informe fundado al juez interviniente, quien deberá expedirse y comunicar lo resuelto.

ARTÍCULO 204 - Cuando el juez competente no fijará las condiciones bajo las que se debe prestar la asistencia y/o el tratamiento, el Patronato de Liberados podrá establecerlas según el diagnóstico, problemáticas, prioridades y recursos del tutelado y su grupo familiar y modificarlas de acuerdo a la evaluación periódica que realice.

 

Cita digital: