LEGISLACION

Protocolo de Actuaciones en Caso de Muerte en Establecimientos Penitenciarios

DISPOSICIÓN 19/2018

Protocolo de Actuaciones en Caso de Muerte en Establecimientos Penitenciarios

 

Art. 1 - APRUÉBASE el “PROTOCOLO DE ACTUACIONES EN CASO DE MUERTE EN ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS” que como ANEXO I forma parte integrante de la presente Disposición.-

Art. 2 - IMPLEMÉNTASE la medida dispuesta por el artículo precedente en todos los Establecimientos Penitenciarios que alojen procesados y condenados dependientes del SERVICIO PENITENCIARIO PROVINCIAL debiéndose cumplir estrictamente los procedimientos administrativos fijados.-

Art. 3 - COMUNÍCASE -para su circulación- al TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA, a la CÁMARA EN LO CRIMINAL DE LA PRIMERA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL, a la CÁMARA EN LO CRIMINAL DE LA SEGUNDA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL, a la DEFENSORÍA GENERAL ante el TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA y a los Juzgados de Instrucción de la Ciudad Capital e Interior Provincial.

Art. 4 - De forma.

 

ANEXO I

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN EN CASOS DE MUERTE EN ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS

I. CONSIDERACIONES GENERALES

1. Objetivos de la Investigación.

El objetivo general de la investigación consiste en esclarecer y documentar los hechos que se vinculen con todos aquellos fallecimientos de personas privadas de su libertad mientras se encuentren bajo custodia del SERVICIO PENITENCIARIO PROVINCIAL, no siendo menester que el deceso haya tenido lugar al interior del establecimiento carcelario, incluyéndose por tanto fallecimientos en ocasión de traslado, y ocurridos en hospital extramuros donde hubieren sido derivados por consecuencia de circunstancias acaecidas durante su situación de encierro.

Se procurará determinar las causas que desembocaron en ellos, preservar todos aquellos elementos que puedan contribuir a una futura investigación judicial, e identificar la existencia de responsables de los hechos, con el fin de aplicar las sanciones disciplinarias correspondientes, sin perjuicio de las que se determinen en sede judicial.

Para que este objetivo se cumpla será preciso que las personas encargadas de la investigación puedan, recuperar y preservar las pruebas, incluidas pruebas médicas, identificar a posibles testigos y obtener sus declaraciones y determinar cómo, cuándo y dónde se han producido los presuntos hechos, así como cualquier tipo de pauta o práctica que pueda haber dado lugar a los mismos.

2. Principios Relativos a la Investigación y Documentación.

Las investigaciones que se desarrollen bajo esta modalidad deberán responder a los siguientes principios:

A los efectos de recabar información, deberá escucharse y considerarse con especial atención la opinión de las personas privadas de su libertad que por razones de cercanía física o afinidad, se encontrasen en condiciones de brindar información relevante sobre los hechos investigados;

Se recabará el testimonio de familiares del fallecido sobre los hechos investigados, en la medida en que estos consientan en prestar declaración. Se tomará especialmente en consideración su opinión y voluntad acerca de una eventual presentación de acciones judiciales.

Deberá priorizarse la integridad física y la vida de aquellas personas que han sido testigos de los hechos acaecidos;

Las investigaciones deben ser imparciales y orientarse al fin primordial de esclarecer los hechos, documentando los casos fidedignamente;

Registrará la información producida; para lo cual será fundamental que las investigaciones se ajusten a criterios comunes, permitiendo su tratamiento conjunto, e incorporación y sistematización a través de una base de datos.

II. ACTUACIÓN PRELIMINAR

1. Noticia de un Fallecimiento

La investigación da comienzo a través de la noticia de un fallecimiento en prisión. Es obligación del personal penitenciario, de que tome conocimiento del fallecimiento de una persona privada de su libertad, de informar a la autoridad máxima del establecimiento penitenciario. Esta a su vez, tendrá la obligación de informar sin más trámite al Director Ejecutivo del Servicio Penitenciario Provincial, el cual hará lo mismo respecto del Subsecretario de Asuntos Penitenciarios.

El incumplimiento o la demora injustificada de dicha obligación importarán falta grave, pudiendo acarrear la cesantía.

La persona privada de su libertad que tomara conocimiento de un fallecimiento, deberá informar a la brevedad al personal penitenciario, el cual procederá de acuerdo con lo establecido precedentemente. El incumplimiento de este deber será considerado un quebrantamiento del orden y en consecuencia una falta grave.

La noticia de un fallecimiento por parte del personal penitenciario deberá indicar la hora y el lugar en que se tomó conocimiento del hecho, las circunstancias en que se encontró el cadáver y todo otro dato de interés que surja de la simple vista.

2. Información Preliminar

Una vez comunicada la noticia, la máxima autoridad a cargo del establecimiento penitenciario en que se produjo el deceso, o la autoridad a cargo del traslado, según el caso, procederá a realizar un informe preliminar.

El mismo deberá contener la siguiente información del fallecido y las circunstancias del deceso:

1. nombre;

2. edad;

3. nacionalidad;

4. lugar preciso de alojamiento;

5. fecha y lugar del deceso;

6. de ser extramuros, fecha de traslado, origen y destino;

7. legajo personal del interno;

8. copia del certificado de defunción emitido;

9. datos personales y de contacto de familiares cercanos o personas que visitasen habitualmente al fallecido;

10. existencia de otros presos afectados (lesionados y/o fallecidos);

11. personal involucrado (1); y

12. sucinta descripción de su relato sobre las circunstancias en que se produjo el acontecimiento.

Dicho informe deberá estar muñido del material fotográfico relevante, y remitirse a la comisión ad hoc, establecida en el apartado siguiente.

El plazo de confección del presente informe se estima en 72 horas desde la noticia del hecho, prorrogables excepcionalmente cuando existan razones para suponer la complejidad en la recolección de la información pertinente.

III. COMISIÓN INVESTIGADORA

1. Conformación de la Comisión Investigadora

Una vez comunicada la noticia, se conformará una Comisión Investigadora ad hoc. Dicha comisión estará integrada por:

a) Un (01) Oficial designado por la DIRECCIÓN GENERAL DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS;

b) Un (01) Oficial designado por la DIRECCIÓN GENERAL DE REINSERCIÓN SOCIAL; y

c) Un (01) Oficial designado por la DIRECCIÓN GENERAL DE PERSONAL E INSTRUCCIÓN.

2. Clasificación Prima Facie Dentro de las Categorías de Análisis

La Comisión Investigadora recibirá y analizará el Informe Preliminar. Estará facultada a requerir información complementaria e incluso a apersonarse para realizar las inspecciones oculares que le permitan esclarecer su diagnóstico de lo acontecido.

Con toda la información recabada hasta el momento, la Comisión Investigadora procederá a la clasificación del suceso en una de las siguientes categorías y subcategorías de análisis:

Muerte traumática o violenta: presunto homicidio, presunto suicidio, muerte por circunstancias traumáticas dudosas;

Muerte no traumática: muerte por enfermedad, fallecimiento súbito sorpresivo, otras circunstancias no traumáticas.

Ello sin perjuicio de su posible readecuación posterior, en aquellos casos en que a lo largo de la investigación se obtenga información que permita concluir un análisis diferente de los hechos. Cada una de las categorías presentará modalidades específicas en el procedimiento de investigación.

3. Preservación de las Medidas Probatorias.

Una vez realizada la clasificación del deceso, la Comisión Investigadora dictará las medidas que considere pertinente realizar de manera urgente a fin de preservar todas aquellas pruebas que contribuyan a los siguientes objetivos:

Determinación del tiempo y lugar del deceso;

Cuadro de responsabilidades funcionales, en miras a la aplicación de sanciones administrativas, sin perjuicio de las que judicialmente se puedan determinar;

IV. INVESTIGACIÓN

1. Muerte Traumática o Violenta

a. Concepto

Se incluye dentro de esta categoría aquellos fallecimientos traumáticos que no presentan como causa principal un cuadro patológico derivado de alguna enfermedad; sino que, al menos prima facie, parecería que han sido resultado de un hecho violento.

Se pueden identificar dos subcategorías dentro de este tipo, a la que se agregaría una tercera de carácter residual, en la cual se incluyen las muertes consideradas prima facie violentas, en las que no puede desprenderse que el fallecimiento se haya producido por homicidio o por suicidio. A saber:

a) Muerte por homicidio;

b) Muerte por suicidio; y

c) Muerte en circunstancias dudosas.

b. Objetivo de la Investigación

Promover el esclarecimiento de las causas reales que han motivado el fallecimiento, las que podrían diferir de la versión oficialmente propuesta por las autoridades a cargo del establecimiento.

En especial, en la tercera de las subcategorías, “Muerte en Circunstancias Dudosas”, el esclarecimiento de los sucesos será el principal objetivo, puesto que las causas que han motivado los decesos se encuentran menos evidenciadas.

A través del relato que pueda establecerse sobre los hechos, se pretenderá constatar la responsabilidad que cabe a las autoridades del establecimiento en virtud de la posición de garante que ostentan y el grado de cumplimiento de las obligaciones legales a su cargo.

Téngase presente que la recolección de información puede establecer un nivel de duda sobre las subtipologías de homicidio o suicidio del fallecimiento. De constatarse circunstancias que hagan presumir que el suceso podría incluirse dentro de otra categoría, será pertinente que la Comisión Investigadora proponga la readecuación del caso e investigación conforme la nueva tipología presupuesta.

c. Procedimiento de Investigación

i. Extremos de Hecho a Relevar

En particular, resulta relevante la verificación de los siguientes extremos de hecho, sin perjuicio de los que se consideren pertinentes en el caso concreto:

a) circunstancias de tiempo y lugar

Se tratará de establecer una cronología de los hechos, señalando el momento del deceso lo más exactamente posible (fecha y hora); en todos los casos, si no puede establecerse con precisión se utilizará la fórmula “entre las y las, aproximadamente”.

Precisar, asimismo, la unidad de detención, el módulo, el pabellón (etc.); así como el sitio puntual del deceso (celda, baño, pasillo, etc.). Señalar si se trata de un lugar transitado o no, si es visible desde otros sitios, el tipo de actividad que normalmente se desarrolla en él, en general y específicamente en el horario en que ocurrieron los hechos.

Aclarar si la presencia del preso es habitual o excepcional en ese lugar y horario. Siempre que sea posible, se obtendrán fotografías de los lugares.

Si se trata de una muerte por homicidio ocurrida dentro del pabellón de alojamiento, se recabará información sobre la decisión de asignación de pabellón del fallecido y del/de los presuntos victimarios (detalles temporales, funcionario responsable de dicha asignación, etc.), así como de la existencia de manifiesta enemistad entre ellos (amenazas previas, anteriores episodios violentos, etc.).

En caso de muerte por suicidio de interno alojado en régimen de aislamiento (sancionado, RIF), también se relevarán detalles sobre la asignación del régimen de alojamiento.

Téngase presente la posibilidad de que el fallecimiento, tenga lugar extramuros. En tal caso, aclarar lugar donde se encontraba el interno y hora y fecha (con la mayor exactitud posible) del traslado hacia aquel.

En los casos de la subcategoría “muerte en circunstancias dudosas”, la reconstrucción de los hechos tendrá además el objetivo de constatar en qué medida puede resultar verosímil el desconocimiento de los agentes intervinientes de las circunstancias que motivaron el fallecimiento. Así como establecer, de existir, el grado de responsabilidad que les corresponda por sus acciones -dolosas y culposas- u omisiones.

b) cuadro de responsabilidades funcionales

Se intentará reconstruir la estructura de mando y responsabilidades de los funcionarios a cargo del lugar de detención al momento de los hechos, así como de los funcionarios responsables de la asignación de alojamiento en caso que la muerte se haya producido dentro del pabellón.

A los efectos será menester recabar lo actuado en sede administrativa (fundamentalmente sanciones disciplinarias previas, traslados, actas designación de alojamiento, sumarios administrativos de prevención, historias clínicas, libros de farmacia, en especial atención psicológica en caso de muerte por suicidio, entre otros); así como constancias de los agentes afectados a servicio al momento y lugar de los sucesos.

ii. Medios de Prueba

La Comisión Investigadora podrá valerse de los siguientes medios de prueba:

a. Prueba Testimonial

Entrevista con internos, con familiares del fallecido y demás testigos posibles del hecho o de hechos anteriores que se encuentren vinculados al desenlace.

En la subcategoría “muerte por homicidio”, resultará relevante la opinión que puedan aportar los testigos respecto a la motivación del conflicto; la existencia de conflictividad previa entre la víctima y los pretendidos agresores, y el grado de conocimiento que las autoridades poseían respecto a la situación de riesgo vivenciada. Se le preguntará sobre el tiempo de estadía en el alojamiento de los involucrados así como sobre la existencia de traslados recientes e intempestivos de internos, previos al conflicto.

En el supuesto de “muerte por suicidio”, en particular resultará pertinente un relato sobre el cuadro psicológico del interno previo al fallecimiento, las solicitudes de asistencia efectuadas y la calidad del tratamiento realmente dispensado.

De los relatos de los testigos pueden surgir datos que hagan presumible su errónea adecuación dentro de esta categoría, a los que habrá de prestarse debida atención.

Cuando se entreviste a personal penitenciario o de otras fuerzas de seguridad, se lo hará en condiciones tales que no se ponga en riesgo la integridad física del resto de los testigos. Se los puede interrogar acerca de cómo sucedieron los hechos y qué medidas se hubieren adoptado que pudieren haber influido en los mismos (consultas médicas, intervención judicial, sanciones, calificaciones, traslados, visitas en el último tiempo, etc.).

b. Prueba Pericial

Informe médico: tendrá a su cargo la revisión de la historia clínica y autopsia, si hubiere.

Informe Psicológico: dirigido a constatar el cuadro psicológico observado en el preso previo al fallecimiento, el tratamiento requerido por él y el estrictamente prestado, todo lo cual valorará a través de las testimoniales recogidas, del examen de la historia clínica, de las evaluaciones psicológicas y criminológicas, de otros informes psicológicos existentes y de otros medios de prueba disponibles.

c. Documental

Podrá incorporarse a la investigación toda constancia documental relativa a los hechos; como fotografías de los lugares en que habrían ocurrido los hechos, actuaciones administrativas, etc. Puede agregarse -si fuera de interés- un croquis del predio donde sucedieron los hechos, señalando las posiciones que ocupaban la víctima, los agresores y los testigos, en caso de la su categoría “muerte por homicidio”.

De existir denuncias previas del interno al Servicio Penitenciario por malos tratos y/o amenazas sufridas, se dejará constancia de ello en el expediente confeccionado, acompañando las copias de las mismas que se estimen pertinentes. Ello podrá ser preguntado a familiares y amigos del fallecido, así como al Juez a cargo.

d. Otros medios

La enumeración anterior no obsta la prosecución por parte de la Comisión Investigadora de otras medidas probatorias que puedan ofrecer información relevante y objetiva acerca de los hechos que se pretende investigar, esclarecer y documentar.

d. Informe Final

La Comisión Investigadora elaborara un informe final.

En él, reproducirá el relato de los hechos tal como han sido propuestos por las autoridades del establecimiento. A su vez, detallará las medidas de prueba que se practicaron y la evidencia que ha surgido como resultado de estas.

En caso de verificar la obtención de información relevante sobre los hechos que no ha sido recabada en la causa judicial, se realizara la presentación de un amicuscuriae, poniendo a disposición la misma.

Por último, de convenir en la necesidad de establecer el grado de responsabilidad de las autoridades a cargo, propondrá las actuaciones que estime pertinentes elevando con el mismo un proyecto elaborado a tales efectos (recomendación; pedido de informe; formal denuncia o querella).

e. Cierre de las Actuaciones. Registro en Base de Datos

Aprobadas, realizadas y finalizadas las acciones propuestas (o de no haber acciones propuestas o no considerarse favorablemente su pertinencia), la Comisión resolverá fundadamente la categorización final del deceso, el registro del mismo en el banco de datos correspondiente, el cierre de las presentes actuaciones y su correspondiente archivo.

2. Muerte No Traumática (Por Enfermedad)

a. Concepto

Se incluye dentro de esta categoría aquellos fallecimientos no traumáticos que presenten como causa principal algún cuadro patológico previo. También se incluyen los decesos que por las características particulares de imprevisión puedan calificarse de muertes súbitas o sorpresivas.

De este modo encontramos las siguientes subcategorías:

a) muerte por enfermedad: el fallecimiento sería consecuencia del desenlace de un cuadro patológico previo conocido (cáncer, HIV, patología cardíaca, etc.)

b) fallecimiento súbito sorpresivo: caso en que el fallecimiento se produce sin que preexista un cuadro patológico conocido (por ejemplo, infarto sin patología cardíaca previa)

c) otras circunstancias no traumáticas: constituye una categoría residual para el caso que el fallecimiento no pueda ser encuadrado en otro rubro.

b. Objetivo de la Investigación

Dentro de esta tipología, el cuadro clínico previo, así como el tratamiento o asistencia médica recibida y el eventual traslado del paciente a hospital, pueden ser fundamentales en el intento de esclarecer las causas y circunstancias que han motivado el fallecimiento, principal objetivo de la investigación.

En este sentido, resultará pertinente, a la luz del análisis de la historia clínica, establecer el cuadro patológico previo al momento del deceso. A través de estay las testimoniales recogidas, constatar el tratamiento requerido por el interno y el estrictamente prestado, así como eventuales traslados a hospital penitenciario u hospital extramuros que aparecieran como necesarios para garantizar una adecuada prestación del derecho a la salud.

A través del relato que pueda establecerse sobre los hechos, el cuadro clínico y/o de la patología presente y el tratamiento o asistencia médica prestada, se pretende constatar el grado de responsabilidad existente de las autoridades del establecimiento en virtud de la posición de garante que ostentan.

A su vez, constatar el nivel de responsabilidad de los actores judiciales involucrados en el proceso por su actividad previa al fallecimiento, tanto en la exigencia de un tratamiento médico adecuado, como en la procura del otorgamiento del mismo, así como en la concesión de eventuales medidas alternativas al encierro (arresto domiciliario, libertad bajo caución, etc.) en casos de enfermedades graves o edad avanzada.

c. Procedimiento De Investigación

i. Extremos de Hecho a Relevar

En particular, resulta relevante la verificación de los siguientes extremos de hecho, sin perjuicio de los que se consideren pertinentes en el caso concreto:

a) circunstancias de tiempo y lugar

Se trata de establecer una cronología lo más precisa posible de los hechos, señalando el momento del deceso lo más exactamente posible (fecha y hora); en todos los casos, si no puede establecerse con precisión se utilizará la fórmula “entre las y las, aproximadamente”.

Precisar, asimismo, la unidad de detención, el módulo, el pabellón (etc.); así como el sitio puntual del deceso (celda, baño, pasillo, etc.). Siempre que sea posible, se obtendrán fotografías de los lugares, a los efectos de constatar las condiciones materiales de detención e internación. Registrar si el fallecido tuvo pedidos de atención médica y si lo atendieron.

Téngase presente la circunstancia posible de que el fallecimiento tenga lugar en hospital penitenciario o en hospital extramuros. En tal caso, aclarar lugar donde se encontraba el preso y hora y fecha (con la mayor exactitud posible) del traslado hacia aquel.

b) cuadro de responsabilidades funcionales

Resulta menester reconstruir la estructura de mando y responsabilidades de los funcionarios a cargo del lugar de detención al momento de los hechos, así como los responsables del centro médico.

A los efectos será necesario recabar lo actuado en sede administrativa (fundamentalmente historias clínicas, libros de farmacia, sanciones disciplinarias, traslados, sumarios administrativos de prevención).

ii. Medios de Prueba

La Comisión Investigadora podrá valerse de los siguientes medios de prueba:

a. Prueba Testimonial

Entrevista con internos, familiares y demás testigos posibles del hecho

En particular, resultará pertinente un relato sobre el cuadro clínico del interno previo al fallecimiento, las solicitudes de asistencia médica realizadas y localidad del tratamiento realmente dispensado. También resultará relevante preguntar sobre las demoras en la atención desde el pedido de asistencia médica.

Cuando se entreviste a personal penitenciario o de otras fuerzas de seguridad, se lo hará en condiciones tales que no se ponga en riesgo la integridad física del resto de los testigos. Se los puede interrogar acerca de cómo sucedieron los hechos y qué medidas adoptaron al respecto (consultas médicas, traslados a hospital, intervención judicial- en este caso indicar cuál, si se tomó alguna medida que incida en las condiciones de detención-, sanciones, calificaciones, traslados, etc.).

b. Prueba Pericial

Informe médico

En el análisis de esta tipología, el informe que se desarrolle revestirá de especial importancia a los efectos de esclarecer las causas reales que han motivado el fallecimiento, y establecer la existencia y nivel de responsabilidad de las autoridades.

Deberá establecerse el nivel de pertinencia y aceptabilidad del tratamiento dispensado, y del lugar en que se desarrolló el mismo.

c. Documental

Podrá incorporarse a la investigación toda constancia documental relativa a los hechos; como fotografías de los lugares en que habría estado alojado/internado el preso, actuaciones administrativas, etc.

De existir denuncias por malos tratos o requerimientos previos del interno al Servicio Penitenciario no resueltos, se dejará constancia de ello en el expediente confeccionado, acompañando las copias de las mismas que se estimen pertinentes.

d. Otros medios

La enumeración anterior no obsta la prosecución por parte del investigador de otras medidas probatorias que puedan ofrecer información relevante y objetiva acerca de los hechos que se pretende investigar, esclarecer y documentar.

d. Informe Final

La Comisión Investigadora elaborara un informe final.

En él, reproducirá el relato de los hechos tal como han sido propuestos por las autoridades del establecimiento. A su vez, detallará las medidas de prueba que se practicaron y la evidencia que ha surgido como resultado de estas.

En caso de verificar la obtención de información relevante sobre los hechos que no ha sido recabada en la causa judicial, se realizara la presentación de un amicuscuriae, poniendo a disposición la misma.

Por último, de convenir en la necesidad de establecer el grado de responsabilidad de las autoridades a cargo, propondrá las actuaciones que estime pertinentes elevando con el mismo un proyecto elaborado a tales efectos (recomendación; pedido de informe; formal denuncia o querella).

e. Cierre de las Actuaciones. Registro en Base de Datos

Aprobadas, realizadas y finalizadas las acciones propuestas (o de no haber acciones propuestas o no considerarse favorablemente su pertinencia), la Comisión resolverá fundadamente la categorización final del deceso, el registro del mismo en el banco de datos correspondiente, el cierre de las presentes actuaciones y su correspondiente archivo.

 

 

Cita digital: