LEGISLACION

Reglamento General del Registro y la Inspección en Establecimientos Penitenciarios

DISPOSICIÓN 16/2018

Reglamento General del Registro y la Inspección en Establecimientos Penitenciarios

 

Art. 1 - APRUEBASE el “REGLAMENTO GENERAL DE REGISTRO E INSPECCIÓN” en el ámbito de los Establecimientos Penitenciarios dependientes del SERVICIO PENITENCIARIO DE LA PROVINCIA DE SANTA CRUZ que como ANEXO I forma parte integrante de éste artículo en un todo de acuerdo a los considerandos de la presente Disposición.

Art. 2 - IMPLEMENTASE la medida dispuesta por el artículo precedente en todos los Establecimientos Penitenciarios que alojen procesados y condenados dependientes del SERVICIO PENITENCIARIO PROVINCIAL debiéndose cumplir estrictamente los procedimientos administrativos fijados.

Art. 3 - COMUNICASE -para su circulación- al TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA, a la CÁMARA EN LO CRIMINAL DE LA PRIMERA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL, a la CÁMARA EN LO CRIMINAL DE LA SEGUNDA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL, a la DEFENSORÍA GENERAL ante el TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA y a los Juzgados de Instrucción de la Ciudad Capital e Interior Provincial.

Art. 4 - De forma.

 

ANEXO I

REGLAMENTO GENERAL

DE REGISTRO E INSPECCIÓN

TULO I

PRINCIPIOS GENERALES

Art. 1 - El presente reglamento establece pautas y modalidades para llevar a cabo el registro y la inspección en el ámbito de los Establecimientos Penitenciarios Provinciales.

Art. 2 - Las actividades de registro e inspección constituyen procedimientos básicos de seguridad, tanto preventivos como resolutivos. Estos procedimientos se encuentran destinados a impedir la introducción, fabricación, tenencia y circulación de elementos no permitidos, con el fin de preservar la integridad de las personas y la seguridad en el establecimiento.

Art. 3 - Todo procedimiento de registro e inspección debe realizarse bajo criterios de planificación y organización. Asimismo, deberá controlarse en forma integral la ejecución y el desarrollo de estos procedimientos, de cuyos resultados deberán dejarse registro de conformidad con lo previsto en este reglamento.

Art. 4 - Cuando de conformidad con lo previsto en este reglamento corresponda efectuar el registro de una persona a efectos de autorizar su ingreso a un establecimiento penitenciario, este se realizará, siempre que fuere posible, mediante equipos electrónicos de seguridad dispuestos a ese fin.

Art. 5 - Para los supuestos en que este reglamento prevea la utilización de canes adiestrados, se procederá de acuerdo a lo establecido en la normativa especial correspondiente.

Art. 6 - Toda persona que deba ser registrada corporalmente lo será por personal del mismo sexo. En todos los casos el procedimiento se hará respetando la identidad de género de la persona que deba ser registrada, de conformidad con lo que al respecto se establezca en la reglamentación correspondiente a cada establecimiento.

Art. 7 - Los procedimientos se llevarán a cabo exclusivamente por personal perteneciente a un grupo capacitado a tal fin. Dicho grupo recibirá academia permanente tanto de carácter teórica como práctica, debiendo aprobar un curso intensivo.

TULO II

DE LAS PERSONAS

CAPÍTULO I

DEL VISITANTE

Art. 8 - Al momento de ingresar a un establecimiento penitenciario, la persona y sus pertenencias serán registradas por los equipos electrónicos de detección de elementos y sustancias prohibidas. Estos equipos estarán bajo control y supervisión de operadores calificados y debidamente capacitados para tal fin, conforme lo establecido en la normativa aplicable en la materia. Posteriormente, las personas y sus pertenencias podrán ser registradas mediante la utilización de canes adiestrados.

Art. 9 - Cuando por algún motivo no pueda llevarse a cabo el registro mediante equipos electrónicos, se procederá, previo consentimiento del visitante, a su registro personal, el que deberá llevarse a cabo bajo los siguientes lineamientos:

a) Se requerirá al visitante que muestre los objetos o elementos que porta en sus bolsillos o que de algún otro modo trae consigo, y su contenido.

b) El registro personal comenzará desde la cabeza y seguirá por el cuello, los brazos; el torso y las piernas, tendiente a detectar todo elemento no permitido que pueda ocultarse en el cuerpo o en la vestimenta.

c) El registro personal no puede ser intrusivo ni recaer sobre cavidades íntimas. En ningún caso se requerirá a la persona que se desprenda de la totalidad de su vestimenta. Deberá siempre resguardarse el pudor, la dignidad e integridad sexual del visitante. El registro vaginal y anal se encuentran prohibidos bajo cualquier circunstancia.

Art. 10 - Aquella persona que se negara a realizar los mencionados controles, podrá retirarse del establecimiento sin ningún tipo de impedimento. Si igualmente quisiese ingresar al establecimiento pero negándose a ser controlado, solo podrá acceder, en caso de que fuera posible, a una entrevista que se realice mediante el dispositivo de locutorio u otro similar que impida el contacto físico. En caso rechazar este dispositivo, no se permitirá su acceso y se invitará a la visita a retirarse del establecimiento. Si así no lo hiciere, el agente operador dará inmediata intervención a la superioridad.

Art. 11 - Cada establecimiento dispondrá de un espacio destinado a custodiar elementos no permitidos para el ingreso del visitante, siempre y cuando estos no sean considerados peligrosos o su tenencia constituya un ilícito. Estos efectos deberán ser reintegrados al visitante en oportunidad de su egreso.

Art. 12 - De hallarse algún elemento prohibido o ilícito durante el registro, el funcionario o profesional practicante deberá separarlo y, en caso de corresponder, colocarlo en un envoltorio cerrado y rotulado para practicar el peritaje. Se deberá dar inmediata intervención a la autoridad judicial competente y, en caso de - ilícito, se seguirá el procedimiento de prevención sumaria respectivo, con la correspondiente intervención de testigos de lo actuado. En caso de intervenir un menor de edad, se requerirá la presencia inmediata de los profesionales de la salud, a fin de preservar la salud psicofísica del mismo.

Art. 13 - Si el visitante fuese menor de edad, el registro indefectiblemente deberá efectuarse en presencia de un adulto responsable que lo acompañe, siendo este el padre, madre, tutor o persona encargada.

CAPÍTULO II

DE LOS INTERNOS

MODALIDAD DE REGISTROS

SECCIÓN I

REGISTRO SUPERFICIAL

Art. 14 - Consiste en una revisión corporal, mediante la utilización de equipos detectores electrónicos no invasivos y palpado general sobre la ropa y objetos que porta la persona registrada, comenzando desde la cabeza y siguiendo por el cuello, brazos, torso y piernas, tendiente a detectar todo elemento no permitido que pueda ocultarse entre las prendas de vestir y los objetos que posee.

Art. 15 - La modalidad superficial será aplicable a los internos, de manera regular, en ocasión de salir e ingresar de su sector de alojamiento o cuando se advirtieran circunstancias objetivas que hicieren sospechar de la portación de elementos prohibidos.

Art. 16 - Si con motivo del procedimiento de registro superficial se advirtiera algo fuera de lo habitual que generare indicios de la existencia de elementos prohibidos, se procederá a realizar la modalidad de registro minucioso.

SECCIÓN II

REGISTRO MINUCIOSO

Art. 17 - El registro minucioso consiste en la inspección ocular del cuerpo de la persona, luego de desvestirse completamente, y de la ropa y objetos que portare consigo.

Art. 18 - A efectos de dar comienzo con el registro se procederá del siguiente modo:

a) El agente observará el aspecto general del interno y, si fuere conveniente y posible, entablará un breve diálogo con el objetivo de recabar su colaboración con el procedimiento.

b) Se le preguntará si tiene algún objeto o elemento cuya tenencia se encuentre prohibida en el establecimiento.

c) Se indicará al interno que retire de los bolsillos o de entre sus prendas, todo tipo de elementos, los que también serán requisados.

d) Se le pedirá a la persona que pase sus dedos por el cabello. En caso que la persona tenga el pelo recogido, se le pedirá que se lo desate.

e) Ubicado el interno frente al agente, se le indicará quitarse el calzado y prendas de vestir, entregándolos al agente requisador para que inspeccione todos sus interiores.

f) El agente revisará prolijamente los bolsillos, para lo cual los dará vuelta e inspeccionará atentamente costuras, cuellos, mangas, pliegues, medias y toda otra vestimenta.

g) Una vez que el interno se haya desvestido, el agente requisador observará metódicamente las distintas partes del cuerpo, constatando:

I. Cabello y barba.

II: Detrás de las orejas.

III. Oídos, nariz y boca.

IV. Debajo de la lengua (deberá pedir a la persona que levante la lengua de modo que se puede ver debajo de ella).

V. Debajo de la prótesis dental.

VI. Debajo de los vendajes, exclusivamente con intervención médica.

VII. Se pedirá a la persona que levante el mentón para revisar el cuello y se observará alrededor del mismo, luego revisará la parte superior de los hombros.

VIII. Axilas y brazos: se solicitará a la persona que levante los brazos y separe los dedos de las manos, luego de bajarlos deberá exhibir las palmas de las manos y su reverso, manteniendo los dedos separados, se inspeccionará ocularmente en los pliegues de cada brazo.

IX. Parte frontal de su cuerpo: se observará desde el cuello hasta la cintura, y debajo de las axilas hasta la cintura y la parte delantera de la cintura.

X. Parte inferior de la persona, desde la entrepierna hasta el tobillo.

XI. Las plantas de los pies.

XII. Mirar el área alrededor de la persona para determinar cualquier objeto que pudo haber caído antes o durante la búsqueda.

XIII. Zona genital y anal: la revisión será solo de vista, sin contacto físico ni mediante objetos. No se hará otro requerimiento al interno que flexionar las piernas en posición de sentadilla, verificando con cuidado si se produce la caída de algún objeto.

Art. 19 - Si se encontraren en poder del interno elementos cuya tenencia estuviere prohibida, se procederá de la siguiente manera:

a) En caso que la tenencia de tales elementos no constituya delito o contravención, se labrará un acta y se procederá de conformidad con lo establecido en el reglamento disciplinario y demás normas aplicables al caso.

b) En caso que la tenencia de tales elementos constituya delito o contravención, sin perjuicio de los procedimientos por infracción al régimen penitenciario que deben iniciarse, deberá ponerse inmediatamente en conocimiento del suceso a la superioridad y a la autoridad judicial competente.

CAPÍTULO III

DEL PERSONAL PENITENCIARIO, FUNCIONARIOS Y DEMÁS PERSONAS QUE DEBAN INGRESAR A UN ESTABLECIMIENTO Y SOBRE LOS ELEMENTOS QUE PORTAN

Art. 20 - Cuando, excepcionalmente, no fuere posible efectuar el registro mediante equipos electrónicos, respecto de funcionarios y demás personas que deban ingresar a un establecimiento penitenciario, la inspección de las pertenencias que portaren consigo quedará a cargo del agente requisador de turno.

Art. 21 - El agente penitenciario no podrá negarse a la inspección detallada en el artículo anterior, bajo apercibimiento de proceder conforme lo dispuesto en el reglamento disciplinario. Respecto del resto de los visitantes se procederá de conformidad con lo previsto en este reglamento.

Art. 22 - Queda prohibido el ingreso de todo elemento electrónico que permita entablar comunicación telefónica, la captación de imágenes, filmaciones, sonidos y su almacenamiento o acceder a redes de datos públicas o privadas. Cuando concurrieran situaciones excepcionales, deberá tramitarse el requerimiento de autorización respectivo.

TULO III

OTROS REGISTROS

CAPÍTULO I

DE LOS ELEMENTOS DESTINADOS A LOS INTERNOS, CORRESPONDENCIA Y ENCOMIENDA.

SECCIÓN I

REGISTRO DE LOS ELEMENTOS QUE SE INGRESAN AL ESTABLECIMIENTO DESTINADOS A LOS INTERNOS

Art. 23 - Los objetos destinados a personas privadas de la libertad, a los fines de autorizar su ingreso a un establecimiento penitenciario, deberán ser entregados al personal para su registro mediante los sistemas tecnológicos, conforme el procedimiento establecido en la normativa específica en materia de control de ingreso y egreso.

Art. 24 - Una vez finalizado el control mediante el sistema de detección de trazas, los elementos podrán serán inspeccionados por los canes detectores.

Art. 25 - Ante cualquier tipo de sospecha respecto de la existencia de elementos prohibidos al momento del ingreso, el operador indicará al personal destinado a tal fin que proceda al registro manual de la persona o de sus pertenencias, a cuyo fin se tomarán las precauciones del caso.

Art. 26 - Si como consecuencia de las inspecciones realizadas se hallaren elementos u objetos no permitidos para el establecimiento, se los retendrá de conformidad con lo previsto en este reglamento.

Art. 27 - Si la tenencia de esos elementos, sustancias u objetos configura un delito o una contravención, se deberán realizar las medidas respectivas de prevención, conforme los procedimientos establecidos y, además, deberá darse inmediata intervención a la autoridad judicial competente.

SECCIÓN II

REGISTRO DE CORRESPONDENCIA Y ENCOMIENDAS

Art. 28 - La correspondencia dirigida a personas privadas de la libertad será anotada en los libros respectivos por parte del personal penitenciario y sometida a control por medios electrónicos, sensores o mecanismos similares. Será abierta por el destinatario en presencia del funcionario, a efectos de su fiscalización.

Art. 29 - La encomienda dirigida a personas privadas de la libertad también será anotada en los libros respectivos por parte del personal penitenciario y sometida a control por medios electrónicos, sensores o mecanismos similares. Será abierta por el funcionario en presencia del destinatario, a efectos de su fiscalización, oportunidad en la que se hará registro de su contenido y anotación en los libros respectivos. Todo el procedimiento deberá ser registrado mediante filmaciones.

Art. 30 - Si la correspondencia o la encomienda contienen algún elemento cuya tenencia no esté permitida por la reglamentación vigente, será depositada en un sector del establecimiento especialmente destinado a ese fin, debiendo notificarse fehacientemente al interno de esa circunstancia.

Art. 31 - Si los elementos enunciados en los puntos anteriores implicaran la posible comisión de un delito, se labrarán las actuaciones prevencionales correspondientes.

CAPÍTULO II

REGISTRO SOBRE VEHÍCULOS

Art. 32 - El registro de vehículos se realizará conforme al procedimiento establecido en la normativa aplicable, sin perjuicio de las disposiciones contendidas en este reglamento.

Art. 33 - El conductor y los acompañantes que pretendieren ingresar a un establecimiento penitenciario serán objeto de los procedimientos de inspección previstos en este reglamento.

Art. 34 - Cualquier restricción, negativa o impedimento a la acción de registro impedirá el ingreso al establecimiento.

Art. 35 - Si en la inspección se detectaran elementos, sustancias u objetos cuya tenencia o portación configure un delito o contravención, se deberán realizar las medidas respectivas de prevención, conforme los procedimientos establecidos y, además, darse inmediata intervención a la autoridad judicial competente.

Art. 36 - Durante el tiempo que el vehículo se encuentre dentro del predio del establecimiento penitenciario y siempre que resulte necesario, el mismo podrá ser registrado en cualquier momento de conformidad con el procedimiento establecido en la normativa.

Art. 37 - Siempre que se estimare necesario, la inspección sobre el vehículo podrá ser complementada con la utilización de canes detectores.

TÍTULO IV

PROCEDIMIENTOS DE REGISTRO E INSPECCIÓN EN LOS SECTORES DE ALOJAMIENTO Y PERTENENCIAS DE LOS INTERNOS

CAPÍTULO I

DISPOSICIONES GENERALES

Art. 38 - Todos los sectores del establecimiento son susceptibles de ser inspeccionados de manera exhaustiva.

Art. 39 - La inspección de lugares de alojamiento es el procedimiento por el cual el personal realiza la búsqueda de elementos prohibidos que podrían estar ocultos, acorde a las condiciones edilicias, en los lugares de alojamiento y otros sectores donde se desarrollen actividades.

Art. 40 - Todo procedimiento de registro e inspección estará a cargo de un oficial de la División Seguridad Interna, que será responsable del procedimiento, para lo cual seleccionará al personal, diagramará las acciones y verificará que -el equipo a utilizarse se encuentre apto y disponible.

Art. 41 - El personal que realice el procedimiento corresponderá a la Sección Requisa, Visita y Correspondencia. No obstante, cuando las circunstancias lo ameriten, solo podrá requerirse la colaboración de personal que cumpla funciones en la División Seguridad Interna.

Art. 42 - Cuando se lleven a cabo este tipo de procedimientos y las razones de seguridad lo ameriten, se prohibirá o restringirá la circulación de personas y actividades dentro del sector del establecimiento en el cual se realizare la medida.

Art. 43 - Los procedimientos de inspección y registro pueden ser de dos tipos:

a) Ordinarios.

b) Extraordinarios.

Art. 44 - Los procedimientos ordinarios son aquellos que se realizan exclusivamente a los fines enunciados en el artículo 2° de este reglamento, en base a una planificación establecida bajo criterios de racionalidad y pertinencia. Los que en razón de su función tomen conocimiento de su planificación, deberán mantener estricta confidencialidad.

Art. 45 - En todo procedimiento se contará con la presencia del médico de guardia, pudiendo también contar con la colaboración del personal capacitado en operaciones anti siniestros, grupos especiales y personal técnico, quienes deberán acudir en forma inmediata a requerimiento de la autoridad a cargo del procedimiento. Asimismo, podrá hacerse uso de canes debidamente entrenados.

Art. 46 - Cuando el registro e inspección deban realizarse en un sector donde se alojen madres con hijos, el procedimiento se desarrollará conforme a las disposiciones del Protocolo de Inspección y Registro de Planta de Madres.

CAPÍTULO II

PROCEDIMIENTO DE REGISTRO ORDINARIO

Art. 47 - Recibidas las directivas, el personal se dirigirá hacia el sector a registrar e inspeccionar, donde hará el ingreso al lugar de manera ordenada y metódica. Únicamente quien se encuentre a cargo del procedimiento impartirá órdenes al personal que realice el procedimiento.

Art. 48 - El primer grupo de agentes constituirá la línea de contención, y estará provisto de equipos adecuados para esas tareas. El resto de los agentes será ubicado de conformidad con lo dispuesto por la autoridad a cargo en función de las necesidades del procedimiento.

Art. 49 - Una vez dentro del sector de alojamiento, se procederá de la siguiente manera:

a) Se comunicará a viva voz o mediante silbatos a los internos que se va a realizar un procedimiento de registro e inspección, indicándoles el lugar donde deben ubicarse a espaldas del desarrollo del procedimiento, por razones de seguridad.

b) El personal solicitará a cada uno de los alojados que recojan sus elementos de valor (tarjetas telefónicas, cigarrillos, fotografías, documentos de la causa) y se dirijan al lugar señalado.

c) Una vez que hubieren retirado los elementos de valor, se practicará a cada interno la modalidad de registro minucioso, así como el visu corporal que será realizado por el médico de guardia, de lo cual deberá dejar constancia.

d) Al culminar con los registros minuciosos, los internos podrán ser conducidos al sector que se designe a fin de no entorpecer el normal desenvolvimiento de la actividad, teniendo en consideración la estructura del lugar de alojamiento.

e) El personal a cargo del procedimiento deberá verificar las condiciones edilicias del Pabellón, rejas de seguridad, ventanas y puertas mediante sistema de barroteo, pisos, paredes mediante el sistema de bastoneo, como también constatarán las condiciones de todos los elementos de seguridad existentes en el lugar de alojamiento, debiendo asimismo, registrar la totalidad de las pertenencias de los internos que se encuentren en el sector.

f) Una vez finalizado el registro debe procederse al reintegro de los internos a su lugar de alojamiento.

g) Para aquellos procedimientos donde los internos se reintegren de otro lugar distinto a su sector de alojamiento, podrá disponerse nuevo registro y visu médico a los fines de constatar que el interno no presente lesiones ocasionadas en el otro sector o que posea elementos prohibidos.

h) Una vez finalizado el procedimiento y estando la totalidad de los internos reintegrados, el jefe del operativo ordenará reagrupar al personal disponiendo el egreso del sector, restituyendo el tránsito y reanudando las actividades.

i) Posteriormente, se procederá a informar a la autoridad que corresponda el resultado del procedimiento realizado, debiendo confeccionar las actuaciones administrativas correspondientes.

Art. 50 - Cuando la capacidad operativa del grupo de requisa se viere superada por circunstancias excepcionales y en caso de no disponer de personal adicional del área correspondiente, el jefe del procedimiento podrá solicitar la cooperación de agentes pertenecientes a otras dependencias, quienes ajustarán su accionar a lo dispuesto en este reglamento. Cuando se procediere de este modo, deberá labrarse informe que dé cuenta de ello.

CAPÍTULO III

PROCEDIMIENTO DE REGISTRO EXTRAORDINARIO

Art. 51 - El procedimiento extraordinario tendrá lugar ante el requerimiento del Director del establecimiento o la autoridad momentáneamente a cargo, a fin de contener, sofocar o reducir el desarrollo de una emergencia en el establecimiento penitenciario, de conformidad con lo dispuesto en la normativa específica. También podrá ser realizado a requerimiento judicial.

Art. 52 - Las acciones y procedimientos que en estos casos debe efectuar el personal, deberán estar establecidos en los roles de seguridad elaborados por el Dirección de Seguridad y Traslados dependiente de la DIRECCIÓN GENERAL DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS. El Director de cada unidad o autoridad que se encuentre a cargo, solicitará el apoyo de los grupos especiales, cuando la magnitud del evento así lo amerite. Asimismo, y a los fines de implementar las medidas más adecuadas, teniendo siempre como fin último la salvaguarda de la integridad personal de internos y agentes penitenciarios, se deberán tener especialmente en cuenta:

a) La naturaleza del evento (por ejemplo incendio, derrumbe, fuga, amotinamiento, desorden generalizado);

b) Las características edilicias del establecimiento;

c) La cantidad y tipo de internos alojados;

d) La gravedad del problema. Estas consideraciones estarán sujetas a lo establecido en la normativa especial aplicable.

Art. 53 - Una vez culminado el evento se le practicará a cada interno la modalidad de registro minucioso, así como el visu corporal que será realizado por el médico de guardia, quien deberá dejar constancia del mismo y de las lesiones visibles, a los efectos de realizar las actuaciones correspondientes.

CAPÍTULO IV

ELEMENTOS DE SEGURIDAD Y PROTECCIÓN PERSONAL

Art. 54 - A los fines de efectuar las actividades de registro e inspección que por este reglamento se definen, el personal deberá contar con los elementos de seguridad que a continuación se señalan:

a) De Seguridad Física:

a. Escudos.

b. Carcasas protectoras de miembros superiores e inferiores.

c. Cascos de seguridad con visera protectora y protección cervical.

d. Bala clava de protección.

e. Chalecos protectores antipunzantes.

f. Máscaras antigases.

g. Aerosoles o sprays (OC).

h. Tonfas y bastones de madera o de goma.

i. Escopetas con munición no letal.

j. Pistolas trazadoras de gas comprimido, balas de pintura, pimienta o gases que resulten útiles para las tareas específicas

b) De Inspección:

a. Linternas.

b. Equipos de iluminación portátiles.

c. Ganchos especiales para inspeccionar sectores ahuecados o dificultosos.

d. Barras de hierro cilíndricas para realizar el barroteo.

e. Mazas o martillos de madera para la inspección de paredes, fondos de placares, techos, etc.

f. Bastones largos de madera para inspección de pisos.

g. Escaleras livianas para inspección de lugares elevados

h. Guantes de protección personal.

i. Botas especiales de goma.

j. Mantas.

c) De Uso Especial:

a. Elementos de sujeción (esposas y precintos plásticos), cadenas de seguridad y candados.

b. Máquina fotográfica para registrar los hallazgos.

c. Herramientas de trabajo necesarias para procedimientos (amoladoras, pinza corta cables, soldadoras, entre otros).

d. Videograbadora de mano.

e. Detectores de drogas (tipo narcotest).

f. Detectores portátiles de metales, de explosivos o de drogas.

d) De Comunicaciones:

a. HT

b. Teléfono en los puestos fijos.

Art. 55 - Los elementos señalados son los considerados esenciales, pudiéndose incluir aquellos que resulten adecuados para la realización de esta tarea específica, previa propuesta y aprobación de la Dirección de Seguridad y Traslados posteriormente analizados y homologados por la DIRECCIÓN GENERAL DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS. La incorporación de elementos no mencionados deberá respetar los principios de uso racional de la fuerza y estará condicionada por la normativa vigente en cuanto al uso de armas y municiones, letales y no letales, y elementos de sujeción en establecimientos penitenciarios.

Art. 56 - La provisión de elementos de seguridad y protección antes especificados, especialmente diseñados o adaptados para dichos fines, será tramitada por ante la DIRECCIÓN GENERAL DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS la que llevará registro y control de los recursos asignados a cada establecimiento.

Art. 57 - El lugar de depósito, así como el responsable del uso y conservación de la videograbadora de mano, será determinado por cada establecimiento.

Art. 58 - La dependencia encargada del registro e inspección contará - preferentemente- con una sala cerrada, con las medidas de resguardo correspondientes, donde se depositarán los elementos de seguridad y protección personal.

TULO V

REGISTROS EN VIDEO

Art. 59 - Deberá guardarse registro en video de toda requisa efectuada en los lugares de alojamientos de internos, sean de carácter ordinario o extraordinario. Asimismo, deberán registrarse de igual modo los procedimientos efectuados ante cualquier circunstancia no prevista en la que deba intervenir el personal de requisa y constituya un respaldo documental de su accionar, como ser movimientos o traslados de internos altamente demandantes, entre otros.

Art. 60 - Se deberán resguardar los registros mencionados en el artículo precedente, en CD-DVD o formato de tecnología superior, clasificados por fecha y lugar del procedimiento de conformidad con lo establecido en la normativa específica. De existir denuncia penal, ya sea de oficio (sumario de prevención) o por parte de los internos, sus familiares u organismos, el resguardo de la información deberá mantenerse como mínimo hasta un año después del cierre definitivo de la causa penal.

Art. 61 - Si en ocasión de los procedimientos previstos en el artículo 59 de este reglamento se produjeran incidentes u otro tipo de eventos que hubieren requerido el uso de la fuerza sobre cosas y personas por parte del personal penitenciario, se deberá remitir una copia del registro en video a la DIRECCIÓN GENERAL DE ESTABLECIMIENTOS PENITENCIARIOS que en el caso de los establecimientos radicados en la Ciudad de Río Gallegos deberán efectuarse dentro de las VEINTICUATRO (24) horas de producido y para las del interior de la Provincia a la mayor brevedad posible.

Art. 62 - En la realización de los registros en video de los procedimientos de requisa corporal de los internos se deberán evitar planos o tomas de las partes íntimas. La filmación en requisas femeninas deberá ser efectuada por personal del mismo sexo.

TULO VI

PERTENENCIAS Y ELEMENTOS INCAUTADOS A LOS INTERNOS

Art. 63 - Todo establecimiento contará con un sector destinado al depósito de elementos, denominado pañol, que estará a cargo de la dependencia encargada del registro e inspección.

Art. 64 - El depósito pañol consistirá en un local cerrado a cargo de personal idóneo que tendrá como finalidad el depósito de aquellas pertenencias de los internos que, por disposiciones reglamentarias, les está prohibido tener consigo o en su lugar de alojamiento. El personal que se encuentre a cargo tendrá como función la recepción, registro, guarda y remisión, si correspondiere, de las pertenencias que allí se encuentran.

Art. 65 - Cada depósito pañol deberá tener un registro que se llevará en libro destinado a tal fin, de aquellas cosas, objetos o valores que se encuentren allí depositados.

Art. 66 - Los objetos que representen un valor económico serán remitidos por el funcionario interviniente a la Dirección del establecimiento, dejando asentado el proceder mediante acta o registro en libros donde conste el detalle de los elementos entregados, refrendada por el interno.

Art. 67 - Sin perjuicio de ello, el interno, mediante audiencia solicitada con el titular del área, podrá autorizar el retiro de sus valores y pertenencias a la persona que este designe a tal fin. La persona designada nunca podrá ser otro interno.

Art. 68 - Cuando se produjere el traslado del interno, las pertenencias y valores depositadas en el pañol serán trasladados al establecimiento de destino con el propietario, dejando las debidas constancias, mediante acta o formulario labrado, en el que obrará el detalle del contenido. Esto no implicará la entrega de dichos valores al interno, los que quedarán a cargo de la Comisión de Traslado. En circunstancias excepcionales, en las que el traslado se realice desde un alojamiento transitorio del interno a otro alojamiento de destino distinto al de su origen, se podrá realizar el traslado de las pertenencias del pañol, en otro momento distinto al traslado del interno.

Art. 69 - El ingreso de artefactos, accesorios, objetos o elementos útiles para el interno alojado que requiera la previa autorización por escrito de la autoridad penitenciaria competente, se realizará con la intervención del personal del pañol, quienes previo a su entrega, efectuarán una revisión íntegra.

Art. 70 - Se dejará constancia de la entrega de los elementos autorizados mediante libro y acta y cupón de autorización de tenencia, el que será de carácter intransferible. Asimismo, se notificará que su uso y conservación serán de responsabilidad exclusiva del tenedor.

Art. 71 - Los elementos corto-punzantes o contundentes, cualquiera sea su procedencia, que fueren secuestrados en procedimientos de requisa, serán entregados para su resguardo, a una dependencia del establecimiento diferente a la que correspondiere efectuar el procedimiento, previa confección de acta en la que constará un inventario detallado con descripción del objeto, muestras fotográficas y las respectivas constancias de entrega y recepción.

Una vez agotados los procedimientos judiciales o administrativos del caso, la dependencia adoptará las medidas necesarias para la inmediata destrucción de los objetos correspondientes, previa certificación por parte del preventor interviniente de que no se encuentra sujeta a causa judicial alguna. De todo ello, se labrará la respectiva acta.

Art. 72 - En el caso de equipos de telefonía celular y de sus componentes, que resultaren secuestrados en procedimientos de requisa, serán remitidos, previa certificación por parte del preventor interviniente de que no se encuentran sujetos a causa judicial alguna, a la dependencia específica que reúna las condiciones de idoneidad para habilitar un área técnica especializada para su depósito sistematizado y guarda. El material será acompañado por tomas fotográficas y acta en la que conste un inventario detallado c on descripción de los elementos y las respectivas actas de entrega y recepción.

 

Cita digital: