JURISPRUDENCIA

 

 

 

Ver correlaciones

Buenos Aires, 31 de marzo de 2021.-

Proveyendo la presentación efectuada por la actora, con fecha 22.3.2021, a las 17:29 horas:

Téngase presente los desistimientos efectuados en los puntos I) y III), y la documental reproducida en el punto II), y toda vez que con ello se ha cumplido con lo ordenado en la providencia del día 22.3.2021, corresponde proveer las peticiones pendientes del escrito de inicio.

Hágase saber al Dr. Leguizamón que deberá cumplir con lo dispuesto por el art. 51, inc. “d”, de la ley 23.187, adjuntando el bono de derecho fijo.

Por otro lado, hágase saber a la actora que deberá reponer la correspondiente tasa de justicia.

Imprímase a las presentes actuaciones el trámite del juicio ORDINARIO.

De la demanda entablada, la documental presentada con el escrito de inicio y la pieza en despacho, y la restante prueba ofrecida, córrase traslado a la accionada por el término de quince días. Notifíquese.

En atención a las restricciones circulatorias vigentes, a la necesidad de evitar la comparecencia de letrados o autorizados para extremar las medidas sanitarias de público conocimiento, y a la falta de insumos necesarios para imprimir por Secretaría los escritos y la documentación que deben adjuntarse a la cédula de notificación del traslado de esta demanda, hágase saber a la accionante que dicho traslado deberá cumplirse mediante cédula, que podrá ser enviada al correo electrónico de la Secretaría Nº 7 (jncivcomfed4.sec7@pjn.gov.ar).

El destinatario de la notificación contará con dos días para presentar un escrito en autos constituyendo domicilio electrónico.

A partir del día siguiente a que tome nota el auto que tenga por constituido el domicilio electrónico de la accionada, comenzará a correr el plazo para contestar la demanda.

Para el caso que la demandada no constituya domicilio electrónico, el plazo para contestar la demanda comenzará a correr vencido el plazo de dos días, contado a partir de la recepción de la cédula.

Téngase presente la prueba ofrecida, la reserva del caso federal formulada, y las autorizaciones conferidas.

Con relación a la medida peticionada;

VISTO Y CONSIDERANDO:

I.- En el caso, solicita la actora que se ordene a GOOGLE INC., preventivamente y con carácter de urgente, el bloqueo, desindexación, y eliminación, en forma inmediata, de sus resultados de búsqueda del video de carácter íntimo que se exhibe, donde la accionante se encuentra involucrada, y que ha sido indexado contra su voluntad, como así también el acceso a la totalidad de páginas, sitios web, y enlaces donde se exhiba dicho video.

II.- Cabe recordar, ante todo, que el fundamento de la medida cautelar prevista por el art. 232 del CPCC radica en que el legislador no puede prever todas las situaciones de las cuales pueda resultar viable, como un anticipo de la garantía jurisdiccional, el acogimiento de una medida cautelar específica. De allí que se estableciera que, fuera de los casos expresamente previstos, el órgano jurisdiccional tiene poderes suficientes para decretar, a pedido de los interesados y de acuerdo con las circunstancias, la medida más idónea para asegurar provisoriamente el derecho invocado (Mabel Alicia De los Santos, La medida cautelar genérica o innominada, en Tratado de las medidas cautelares coordinado por Jorge W. Peyrano, Ed. Jurídica Panamericana SRL, 1997, pág. 151).

Los requisitos para la procedencia de una cautelar, en los términos del art. 232 del CPCC, son: que el caso no se encuentre contemplado entre las distintas previsiones precautorias específicas, que el interesado justifique sumariamente la causa fundada que lo legitima para temer, en forma objetiva, que durante el tiempo anterior al reconocimiento judicial de su derecho, éste pudiere sufrir un perjuicio inminente o irreparable (verosimilitud del derecho y peligro en la demora) y -para preservar la igualdad entre las partes- la prestación de una contracautela apta (Mabel Alicia De los Santos, op. cit., pág. 151 y ss.).

Conviene destacar, asimismo, que si bien en las demás cautelares el análisis de esos presupuestos debe ser efectuado con criterio amplio (conf. CNFed. Civl y Com., Sala II, causas 5818 del 18.11.77, 8715 del 18.3.80, 621 del 10.7.81, 3983 del 18.2.87) en supuestos como el de autos corresponde observar, en cambio, un criterio detallado y particularmente severo por tratarse de una medida excepcional (conf. A. Giovannoni, citado por J.W. Peyrano en la pág. 28, nota 56 de su obra Medida Cautelar Innovativa, Bs. As. 1981, CNCiv. Sala A, LL 1985-D y LL 1986-C-344).

Lo que aquí pretende la accionante es que se proteja su intimidad mediante el bloqueo, desindexación y eliminación de la vinculación de su nombre y apellido con los sitios y URLS que denuncia, a los que se accede, como se dijo, a través de los servidores de la demandada, y en los que se exhibe un video de carácter íntimo, donde la accionante se encuentra involucrada, pues ello le ocasiona un gravísimo daño.

Cabe señalar que la verosimilitud del derecho se acredita con el contenido de la documentación aportada en formato digital, la cual avala los hechos expuestos en la demanda.

Es del caso destacar que el aspecto sustancial de la petición efectuada aparece vinculado a la violación de los derechos de privacidad e intimidad garantizados por el art. 19 de la Constitución Nacional, y en la medida en que persista, deja subsistente un daño injusto y posibilita su futura divulgación.

Por ello, a falta de una autorización expresa de la interesada, según mi criterio, debe otorgarse protección, aún de manera cautelar cuando, como en el caso, el nombre de la persona se vincula con sitios de internet en los que se exhibe un video de carácter íntimo, donde la accionante se encuentra involucrada, y cuya divulgación no fue consentida.

Ello no resulta violatorio a la libertad de expresión, teniendo en cuenta que si bien la Constitución Nacional le reconoce un papel fundamental, cuando se la debe compatibilizar con otros derechos también de rango constitucional tales como la intimidad, el honor, la propiedad, etc., no puede ser interpretada de modo tal de relegar indiscriminadamente a los últimos cuando entran en conflicto con aquélla, por motivo o en ocasión de la propalación de una información cuyo contenido injustamente los agravia o desconoce.

En cuanto al peligro en la demora, normalmente entendido como el peligro de daño derivado del retardo que necesariamente conlleva el reconocimiento judicial de un derecho en la sentencia, creo que se ve configurado en la especie por el deterioro al nombre que puede configurarse hasta tanto, eventualmente, se decida la cuestión con el dictado de la sentencia definitiva.

Por otro lado, cabe destacar lo resuelto por la Excma. Cámara del Fuero, Sala I, en los autos: “CUPITO ALEJANDRO MARTIN C/ YAHOO DE ARGENTINA S.R.L. Y OTRO S/ INDIDENTE DE APELACION DE MEDIDA CAUTELAR” Causa N° 4029/08, de fecha 26 de junio de 2008 y por la Sala III, en los autos: “CRIVOCAPICH PRISCILA C/ GOOGLE INC. Y OTRO S/ MEDIDAS CAUTELARES” Causa N° 545/08, de fecha 17 de junio de 2008.-

En los citados precedentes, señaló el Superior que ante un material dañoso, reclamada su eliminación por el sujeto damnificado, el proveedor debe actuar y, de ser técnicamente posible, debe acoger esa petición, por estar en mejores condiciones técnicas y fácticas de actuar ante la prevención o reparación del daño injusto. Como también que ante la entidad objetiva y fácilmente verificable de la ilicitud del contenido, no puede la empresa responsable del servicio amplificar, con su divulgación, los efectos dañosos en curso. Si bien parece -al menos por ahora- dificultosa la prevención del daño, no lo es la cesación de sus consecuencias (cfr. Galdós, Jorge Mario, “Responsabilidad civil de los proveedores del servicio de Internet”, LL 2001-D- pág. 953).

III.- Por lo expuesto, y bajo responsabilidad de la peticionaria , previa caución juratoria -que se tiene por prestada con la suscripción, por parte de la accionante, del escrito inicial, como da cuenta la presentación digitalizada con fecha 9.3.2021-, deberá GOOGLE INC., en el plazo de dos días y hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo, efectuar las diligencias necesarias a los fines de proceder al bloqueo, desindexación y eliminación, en forma inmediata, de las vinculaciones de la Sra. O.I.,R.G.  con los sitios donde se exhiba el video de carácter íntimo donde la accionante se encuentra involucrada, indexado contra su voluntad, y a la totalidad de las páginas que refieran a la actora y a dicho video, en los sitios denunciados, a los que se accede a través de los buscadores de la accionada.

Notifíquese mediante oficio de estilo en los términos del art. 400 del C.P.C.C., con firma de letrado, y sin la intervención del Juzgado, adjuntándose copia de la demanda, de la documental presentada, y de la presente resolución.-

 

JOSE LUIS CASSINERIO

 

  Correlaciones:

LA RESPONSABILIDAD CIVIL DE LOS BUSCADORES DE INTERNET POR CONTENIDOS DE TERCEROS EN EL DERECHO ARGENTINO - Covarrubias Jurado, Mario - Temas de Derecho Civil, Persona y Patrimonio - Octubre 2017 - Cita digital IUSDC285489A

 

 

Cita digital:IUSJU005061F