Se declara la inconstitucionalidad de la aplicación retroactiva de la ley 27426

Para haberes jubilatorios del mes de marzo de 2018

Imagen del articulo

Se confirma el pronunciamiento de la Sala III de la Cámara Federal de la Seguridad Social, en cuanto no hace lugar a la inconstitucionalidad de los arts. 1 y concordantes de la Ley 27.426, y se lo revoca con relación al art. 2 de la referida ley de reforma previsional, declarándose su inconstitucionalidad en cuanto establece que el mismo es aplicable a los haberes devengados entre el 1 de julio y el 29 de diciembre del año 2017, lo que supone una aplicación retroactiva de la misma.

 La sentencia de fecha 06 de junio de 2018, declara inconstitucional la aplicación retroactiva de la ley 27426 en cuanto aplica el nuevo índice de movilidad a los haberes jubilatorios correspondientes al mes de marzo de 2018.

 Se destaca que la Ley 27.426 no es de aplicación retroactiva, puesto que el derecho del actor a ver incrementado su haber con los índices establecidos en la ley anterior se hubiese incorporado a su patrimonio en el mes de marzo de 2018 y, para esa fecha, la nueva normativa ya se encontraba vigente.

 El voto mayoritario determina que, la Ley 27.426 deviene inconstitucional en cuanto pretende aplicarse a las consecuencias de una situación jurídica cuya existencia es anterior al 29 de diciembre de 2017, fecha de su entrada en vigor. Sólo a partir de esa fecha será válida la modalidad de ajuste de la movilidad que la nueva ley instrumenta. El derecho del actor a practicar el cálculo de la movilidad de su haber conforme al procedimiento establecido por la Ley 26417 ha ido devengándose mes a mes y, por consiguiente, cubre el período comprendido entre el 1 de julio de 2017 y el 29 de diciembre de ese año.

 El Anexo de la Ley 26417 establecía la fórmula conforme a la cual se practicaba el cálculo de la movilidad, consignando que el ajuste de los haberes se realizará semestralmente, aplicándose para los haberes que se devenguen en los meses de marzo y septiembre, conforme al siguiente detalle: enero-junio para el ajuste de septiembre del mismo año y julio-diciembre para el ajuste a aplicar en marzo del año siguiente”, entendiéndose que al devengarse el haber de marzo se practica el reajuste correspondiente a los meses de julio-diciembre del año anterior

  Acceda al fallo Fernandez Pastor,  Miguel Angel c/ ANSES s/amparos y sumarísimos  de la Sala III de la Cámara Federal de la  Seguridad Social